El Seguro Social no cubre los gastos

El cheque del Seguro Social es muy poco para muchos latinos

Por motivos de  salud, Elsa Aguirre tuvo que dejar de trabajar y comenzar a colectar Seguro Social por incapacidad. Pero lo que recibe no le alcanza para sus gastos.

“Todo ha subido, todo esta muy caro. ¿Qué va a alcanzar ahora?¡Nada!”, dijo Aguirre, de 64 años y quien recibe la ayuda desde hace siete años. “A veces tengo que estar pidiéndole a las amistades para que me ayuden para comer”, añadió la mujer, quien vive sola.
Aguirre recibe 741 dólares mensuales, con los que cubre los 300 dólares que paga por la parte de la renta que le corresponde en la vivienda que comparte con otra persona, así como el recibo de la luz, que a veces llega hasta los 200 dólares. Por ser diabética debe seguir una dieta especial, pero a veces no le alcanza comprar alimentos, dijo.
“La comida esta muy cara. Con 20 dólares ya no compra nada”, aseveró esta mujer, quien dijo que antes le aumentaban el 3 por ciento anual a su cheque de Seguro Social, pero este año sólo recibió un un incremento de uno y medio por ciento. “El año pasado agarraba 729 y ahora subió a 741. ¿Qué hago con 12 dólares de aumento? Eso no es aumento”, añadió la señora.
Para tratar de ahorrar en la renta, Aguirre solicitó hace 4 años el subsidio conocido como “Sección 8”, pero aún está en la lista de espera.
Su esperanza es un complejo de apartamentos para personas de la tercera edad en Panorama City, donde envió su solicitud hace cuatro meses.
“No aumentan mucho y encima me quitan 20 dólares porque dicen que el Social Security está en la bancarrota”, añadió la salvadoreña, quien trabajó 13 años en una fábrica de confección  de bisuterías (joyas de fantasia).  “Por eso me preocupa que se queden sin dinero porque no voy a tener ingreso”.

Depende de la familia

Rosie Manrique, de 83 años, recibe un cheque mensual del Seguro Social desde que tenía 65 años y aunque ha recibido pequeños aumentos,  asegura que el pago apenas le alcanza para cubrir el costo de las medicinas que requiere.

“Si no fuera por mi familia, por hijas que viven conmigo, yo no sé cómo haría. Cada semana tengo que comprar una inyección que cuesta 600 dólares”, expresó.

Ella vive en la casa que sus padres compraron en la década de los 60 en el Este de Los Ángeles y que ahora comparte con sus dos hijas, quienes también reciben pagos del seguro social y del fondo de retiro de empleados públicos.

“Yo tengo la fortuna de que ellas me llevan a las citas del doctor y están pendientes de mí. Si yo tuviera que comprar comida, pagar casa, además de los gastos de los medicamentos y ropa, no sé qué haría. Tal vez estuviera… no sé ni cómo”, dijo muy pensativa.

Celebración a lo grande en Los Ángeles

Debido a un accidente automovilístico, Jorge Chuc ha estado incapacitado desde los 17 años pero, a pesar de eso,  trabajó por 25 años, hasta que ya no pudo continuar por los dolores que experimentaba. Hoy en día recibe una pensión del Seguro Social.

El oriundo de Yucatán trabajó asesorando a personas ancianas y discapacitadas sobre cómo solicitar los beneficios del gobierno.

“Desafortunadamente, mi condición empeoró hace cinco años y tuve que dejar de trabajar y comenzar a colectar ese beneficio”,  dijo Chuc, de  52 años.

El recibe 1,200 dólares mensuales y agradece el beneficio.

“A la larga valió la pena. No es mucho lo que alcanza, digamos, porque la vida está muy cara, pero valió la pena” los 25 años que trabajó, dice.

Pero Chuc dice estar preocupado por las noticias sobre los posibles recortes en el Seguro Social, algo que perjudicaría a los millones de personas que dependen de este beneficio.

“Se escucha mucho y a cada rato, de muchos representantes, que este programa se está yendo en bancarrota, que ya no vamos a recibir dinero, que ya no hay dinero”, dijo Chuc “Yo me  quiero asegurar que eso no suceda para que los beneficios estén constantemente allí, listos para pagar mi renta”, dijo Chuc, quien a pesar de ya no estar trabajando, es voluntario en el Personal Assistant Council Services (PASCLA), informando a personas sobre los beneficios del gobierno.

Chuc participó este miércoles de la celebración de los 80 años del Seguro Social durante un evento realizado en Los Angeles City College. Ahí estuverion el congresista Xavier Becerra, la líder demócrata Nancy Pelosi y la congresista Judy Chu, entre otros.

“El Seguro Social es el programa que nos ha beneficiado más que cualquier otro en la  historia de este país y dejarlo caer sería una falta de cualquier líder americano que no lo entiende o tienen inseguridad”, dijo Becerra durante la celebración.  “Cuando se presentan los retos tenemos que estar listos para apoyar y mejorar el Seguro Social”, añadió.

Pelosi resaltó los testimonios de cientos de miles de personas que no habrían podido sobrevivir sin los beneficios del seguro Social, especialmente las personas discapacitadas.

“Hoy, millones de americanos se pueden jubilar en paz, los que estan discapacitados cuentan con una vida llena de apoyo”, resaltó. “Por eso tenemos que asegurarnos que el Seguro Social continúe porque ha hecho un buen trabajo por 80 años”, añadió, antes de asegurar que hará todo lo posible en el Congreso para no solo prevenir recortes sino para extender los beneficios en los próximos 80 años.     

El congresista Xavier Becerra saluda a Jorge Chuc, beneficiario del Seguro Social.

El congresista Xavier Becerra saluda a Jorge Chuc, beneficiario del Seguro Social.

Posibles recortes

Los retos a los que se refiere Becerra son los recortes de un 19 por ciento para el 2016, de los beneficios del Seguro Social para las más de 11 millones de beneficiarios discapacitados en el país. Esos recortes se llevarían a cabo a pesar de que se disponen de unos 2.8 millón de billones de dólares en las reservas del fondo fiduciario.

Becerra destacó que hay algunos políticos que quieren dejar la impresión que algunos aspectos del Seguro Social están decayendo, especialmente el beneficio para los discapacitados.

“En este momento el Seguro Social, por asuntos técnicos y legales, se tiene que rebalancear las cuentas para poder tener el dinero necesario para la cuenta de incapacidad”, dijo Becerra. “Si los republicanos no permiten ese rebalance, las personas que trabajaron y ahora están discapacitadas van a sufrir un recorte de un 20 por ciento en sus pensiones”.

Xavier Becerra, Nancy Pelosi y numerosos congresistas fueron parte de la celebración  en Los Ángeles.
Xavier Becerra, Nancy Pelosi y numerosos congresistas fueron parte de la celebración en Los Ángeles.

Becerra destacó que existen algunos republicanos que no creen en el Seguro Social y desean privatizarlo.

Por ello, Becerra y otros congresistas han propuesto la Ley del Seguro Social Uno, que lograría que los dos fondos de reservas existentes para el Seguro Social sean fusionados en un fondo único.

“Estamos listos para esa lucha e invitamos a nuestros colegas republicanos a que se unan a nosotros, no para romper el Seguro Social sino para mejorarlo”, dijo Becerra. “Porque sabemos la importancia que ha tenido para nuestros padres y queremos saber que para nuestro hijos va a estar allí el seguro social”.

Eso era lo que Chuc quería escuchar para sentirse tranquilo.

“Su beneficio va a estar garantizado. Usted se lo ganó porque pagó cuando estaba trabajando para ese beneficio. No es ‘welfare‘. Usted trabajó para su seguro social  y lo merece”, dijo Becerra a Chuc.