¡A clases otra vez en el Sur de California!

Unos 550 mil alumnos del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD) regresan este martes a clases

Con la promesa de recibir pronto tabletas electrónicas, tener un restaurado sistema informativo y contar con más profesores, enfermeros y consejeros en los planteles, este martes inicia el ciclo escolar 2015-16 para unos 550 mil alumnos del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD).

La Policía escolar angelina también se preparó para este regreso a clases diseñando una campaña que por medio de videos, guías y charlas tratará de evitar que los estudiantes se envíen mensajes y fotos de tipo sexual en sus teléfonos celulares y computadoras (el llamado sexting).

El superintendente Ramón Cortines dio una bienvenida anticipada al ciclo hace unos días, limando asperezas con los maestros después de una ríspida negociación sindical.

“Les pido seguir trabajando juntos en nombre de los estudiantes y maestros de este distrito”, dijo dirigiéndose a directivos y administradores en su último informe de labores en la preparatoria Garfield.

Este año escolar el LAUSD tendrá un presupuesto de $12,600 millones, de los cuales destinará unos $170 millones para consejería, reducir la deserción y ayudar a chicos en hogares de crianza.

Queda poco para que los niños vuelvan a la escuela.
Los niños vuelven a la escuela.

El segundo distrito académico más grande del país invirtió $133 millones para arreglar el sistema de información, conocido como MiSiS, y cuyas fallas afectaron la programación de clases en distintos planteles. Este año, afirmó el organismo, no se verán más errores de este tipo.

Cortines bromeó en su informe de labores que después de una cirugía y la colocación de un marcapasos, MiSiS, que consideró el corazón del LAUSD, “palpita más fuerte”.

En el nuevo ciclo el organismo tendrá más empleados en mil planteles, gracias a un fondo estatal que le permitió contratar enfermeras, consejeros y bibliotecarios, y reducirá el tamaño de las clases de matemáticas e inglés en secundarias.

Además, cada aula tendrá un educador permanente y estarán cubiertos todos los puestos administrativos, indicó.

“Estamos listos para comenzar”, expresó Pia Escudero, directora de la oficina de Salud Mental del LAUSD, quien sugirió a padres y estudiantes pedir la asistencia de consejeros si lo necesitan.

 

“Hay que tener mucha esperanza y expectativas altas de que cada niño tiene la capacidad de cumplir sus metas, pero pueden tener obstáculos y no hay que temer en pedir ayuda a los profesionales”, indicó.

En el Valle de San Fernando, en tanto, el ciclo arranca con buenas noticias: cada uno de los 4,600 estudiantes de la preparatoria chárter Granada Hills recibirá una computadora portátil.

“Con universidades que educan a los estudiantes en un ambiente digital y con muchos empleos que requieren conocimiento en tecnología, tenemos que equipar a nuestros alumnos con las habilidades necesarias para que tengan éxito en sus vidas”, dijo su director educativo David Bensinger.

Por su parte, el Distrito Escolar El Rancho (ERUSD), que administra las escuelas de Pico Rivera, inicia un nuevo ciclo académico este miércoles con nuevos programas bilingües y que promueven las artes.