Opinión: Nuestra odisea para llegar ‘Al Punto’

Valoramos más el entretenimiento que la educación, y es por eso que los medios de comunicación nos venden lo que el pueblo compra
Opinión: Nuestra odisea para llegar ‘Al Punto’
El conductor de programa televisivo Al Punto reunió a los jóvenes que a pesar de ser indocumentados lograron obtener su licencia para ejercer derecho en sus respectivos estados de la unión americana.

Recientemente recibí una llamada de un colega, un abogado que al igual que yo ha luchado por su derecho a ejercer leyes en este país. La razón de su llamada era para dejarme saber del interés que el programa Al Punto de la cadena Univision, tenía en reunirnos a los tres abogados que a pesar de ser indocumentados habíamos peleado por nuestro derecho a ejercer.

La idea me pareció genial así que acepté. Creo que es muy importante aprovechar cualquier oportunidad para inspirar y motivar a nuestra comunidad y en especial a nuestra juventud.

Los vuelos se reservaron y aunque la idea de volar más de seis horas nunca me ha gustado, estaba contento no sólo por la oportunidad de estar en esa plataforma televisiva nuevamente si no porque esta vez me acompañaría mi prometida y no tendría que hacer el viaje solo.

Los cuatro vuelos que tomamos se retrasaron; nueve, cinco, cuatro y cuatro horas respectivamente. Pero creo que el viaje valió la pena, logramos dar un mensaje de esperanza e inspiración a millones de personas que sueñan con un futuro mejor en este país.

Durante el breve programa tocamos temas como la importancia de nuestros padres en nuestra educación, la importancia de involucrarnos políticamente y luchar por nuestros derechos como seres humanos.

Lo que lamentablemente no se alcanzó a cubrir por falta de tiempo fue esta pregunta: ¿Por qué le toma a una persona de color más de veinte años para ajustar su estatus en este país mientras que a un europeo solamente seis meses?

Es importante hacer las preguntas duras, controversiales que tal vez no queremos oír pero todos lo estamos pensando.

Tristemente nuestro tiempo terminó rápido para darle espacio a un cantante de corridos. Algo que en mi opinión demuestra uno de los problemas en nuestra comunidad.

Nosotros valoramos más el entretenimiento que la educación. Es por eso que los medios de comunicación nos venden basura.

Ellos venden lo que el pueblo compra.

Mientras elijamos la revista con las fotos glamourosas de las estrellas que no hacen nada por nosotros en lugar del periódico para leer e informarnos, seguiremos en esta odisea hasta llegar al punto en que nos demos cuenta que no basta con preguntarle al gobierno por qué nos trata así.

Es necesario un cambio también de nuestra parte, basta de novelas y entretenimiento, enfoquémonos en nuestro futuro y el de nuestros hijos.