Paisanos regresan a vacacionar a México a pesar del miedo

Casi tres millones de mexicanos residentes en el exterior han regresado a visitar a su familia y su patria
Paisanos regresan a vacacionar a México a pesar del miedo
Cartel en cruce fronterizo en Tijuana, Baja California.

MÉXICO.- Las vacaciones de verano son esperadas por José Luis Murillo y su familia, quienes cada año regresan a Tzintzuntzan a pesar de que pasar por Sonora y Sinaloa les “da miedo” y  atravesar Michoacán es “un suplicio”, según cuenta el padre, quien es parte de los casi tres millones de migrantes que han visitado México.

La mayoría procedentes de Los Ángeles, Chicago, Houston, Dallas y Michigan, los paisanos se lanzan a las carreteras mexicanas con la ilusión de ver a los suyos o conocer un poco más al país  y hacen de “tripas corazón” ante el riesgo latente de sufrir “levantones”, extorsiones, asaltos, falsos retenes, balaceras y narcobloqueos.

Lea también: “Sufran perros” dice priista a mexicanos en cruce fronterizo

De acuerdo con El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, en 2014 se registraron casi 15,000 homicidios dolosos y, sin embargo, los migrantes en Estados Unidos rompieron este año el récord de vistantes en México con casi tres millones, según el operativo de Verano del Programa Paisano del INM .

Cuando se trata de conocer el país, las zonas favoritas para ellos son la Riviera Maya (en Quintana Roo), Nayarit, Puerto Vallarta y Los Cabos donde la seguridad es un poco mejor, pero si se trata de regresar a los orígenes sí que se las ven negras entre Michoacán, Guerrero, Jalisco y otros estados donde la violencia ha sido el común denominador en años recientes.

El dólar vale más

“El precio del dólar ante el peso ha sido un factor importante para que la gente regrese por unos días o semanas a su lugar natal, porque les rinde mucho más el dinero y las ganas que siempre están”, observa Silvana Gómez, quien es originaria de Guadalajara, Jalisco y presidenta de El Club Valle USA, con base en California.

La familia Murillo Carreón enfrenta el miedo de regresar a México en una camioneta blindada: “Hay retenes por todos lados, unos son reales y los otros están disfrazados, solo dos veces nos hemos tenido que bajar y la verdad con mucho temor, afortunadamente no nos ha pasado nada”, cuenta Eduardo Murillo, hijo mayor de José Luis, quien tiene 20 años.

“Los narcos pueden estar disfrazados”, dice Romina Carreón, la madre de la familia que cruza el territorio con un constante temor que no se le quita hasta que “ve las primeras casas blancas con rojo” de Tzintzuntzan, Michoacán.

En ocasiones, las caravanas son la manera más segura para viajar por el territorio mexicano por vía terrestre. “Nosotros que estamos en el club hacemos reuniones y vemos quiénes irán este año a México para irnos juntos y estar más seguros y si se puede pedir apoyo federal en la entrada de México”, comenta Trinidad de Jesus Ramírez, presidente del club Huitziltepec.

Noticias de México