Entre la cancha y el clóset: ​el rival oculto de atletas gay

Así ha lucido la lucha de algunos atletas ante la amenaza de enfrentar el rechazo social por ejercer su sexualidad con libertad
Entre la cancha y el clóset: ​el rival oculto de atletas gay
Michael Sam. Foto: Getty Images

Aunque el partido del pasado sábado 8 de agosto en la Canadian Football League (CFL) no dejó en el recuerdo jugadas imborrables ni resultó ser un juego inolvidable, la derrota por 26-23 de los Alouettes de Montreal frente a los Redblacks de Otawa, sí ocupará un lugar en la historia del deporte mundial por haber marcado el debut del linebacker Michael Sam en el futbol americano profesional.

Siete juegos después de haber iniciado la temporada, Sam, de 25 años de edad, se convirtió en el primer hombre en este deporte en participar en un partido oficial tras declarar su homosexualidad, confesión ocurrida el 10 de febrero de 2014, cuando aún era estrella colegial con el equipo de Missouri.

Su actuación resultó apenas discreta, lo cual da razón al porqué este jugador defensivo no logró superar el corte final en los Rams de San Luis, quienes lo reclutaron en la séptima ronda del Draft de 2014, ni en los Cowboys de Dallas, con quienes se probó tras ser dejado en libertad por los sanluisinos.

Además, el juego del 8 de agosto podría haber sido el primero y último para Sam, quien el 14 de agosto, tan sólo seis días después de cumplir su sueño del debut, anunció su retiro del futbol americano profesional vía Twitter bajo el argumento de hacerlo por problemas de salud.

LEE: Se retira Michael Sam, primer jugador abiertamente gay de la NFL

El de Sam no es el primer caso de un atleta gay que tras su decisión de lo que popularmente algunos llaman “salir del clóset”, su rendimiento deportivo parece haber sido rebasado por la expectativa generada y no cumple con lo que de él se esperaba.

Como sea, y con la posibilidad abierta de un retorno a los campos de entrenamiento para 2016, el caso de Sam representa otra ventana que se ha abierto en favor de la comunidad lésbico-gay en busca de la aceptación de los atletas con libertad de preferencias sexuales dentro de un ámbito aún rígido por sus costumbres del siglo anterior.

Ellos cambiaron de sexo

Dos casos destacan por ir más allá de una declaración de preferencias sexuales: Renée Richards (foto) y Balian Buschbaum, sus nombres tras someterse al tratamiento y cirugías de cambio de sexo. Richards, nacido como Richard Raskind, incluso logró jugar el US Open femenino de tenis en 1976, gracias a un fallo de la Corte, mientras que Buschbaum, en sus años como mujer, representó a Alemania en Sydney 2000 con el nombre de Yvonne. Ella se volvió él en 2007 y hoy es coach de atletismo.

Renée Richards. Foto: Getty Images
Renée Richards. Foto: Getty Images

Robbie Rogers

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

La MLS tuvo en Robbie Rogers al primer futbolista en activo abiertamente homosexual. Jugador profesional desde 2005, Robbie abordó, entre elogios, el tema de su preferencia sexual en 2013. Hoy juega con bastante regularidad en el Galaxy de Los Ángeles.

Tom Daley

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

El clavadista británico especialista en plataforma anunció una relación con un hombre a través de un video en Youtube en 2013, un año después de que ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres. Posteriormente, en 2014, reafirmó ser gay.

Jason Collins

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Tampoco logró triunfar en la NBA después de hacer pública su homosexualidad en 2013, siendo el primero de la liga en hacerlo. Tras el anuncio jugó con Wizards, Celtics y Nets, este último el equipo con el que brilló en otros años. Se retiró en 2014.

David Denson

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Es el primer pelotero en activo ligado a MLB en aceptar su homosexualidad. El prospecto de Ligas Menores de Milwaukee mostró gran valor el pasado domingo al hacer pública su preferencia sexual sin estar consolidado o con un contrato de Ligas Mayores.

Orlando Cruz

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

El boxeador representó a Puerto Rico en los Olímpicos de Sydney 2000 y en 2012 hizo pública su homosexualidad. Tiene 26 peleas, con 21 ganadas (11 KOs), cuatro derrotas y un empate. En 2013 buscó el título mundial, pero cayó ante el mexicano Orlando Salido.

Thomas Hitzlsperger

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

El volante alemán fue parte de su selección en la Copa del Mundo de 2006 y la Eurocopa de 2008. Se retiró en 2013, a los 31, años a causa de las lesiones. Se declaró gay en 2014 con la idea de acabar con los estigmas en el balompié.

Megan Rapinoe

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

La mediocampista de la selección estadounidense de fútbol sí ha conseguido el éxito deportivo tras declarar su homosexualidad. Fue en 2012 cuando la hoy campeona mundial tras el título de Canadá 2015 declaró vivir feliz y comprometida con una mujer.

Brittney Griner

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

La estrella de la WNBA nunca ha temido confesar su preferencia sexual. Griner es  ganadora del premio ESPY en 2012 y actual pivote del Phoenix Mercury. Fue después de ganar el premio, en 2013, cuando admitió su homosexualidad a la revista Sports Illustrated.

David Kopay

David Kopay (der. ) con Michael Sam. Foto: Getty Images
David Kopay (der. ) con Michael Sam. Foto: Getty Images

Fue el primer jugador ligado a la NFL en “salir del clóset”. Se declaró gay en 1975, tres años después de dejar la liga. Fracasó en su intento por ser entrenador, pese a tener todas las condiciones. Él argumenta que fue el costo por hacer pública su orientación sexual.

Gareth Thomas

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Estelar y poderoso jugador de rugby, anunció su homosexualidad en 2007, mientras atravesaba por un proceso de divorcio. Confesó haber sido infiel visitando bares de ambiente gay en Londres. Aceptó haber pensado en suicidarse. Hoy juega en Nueva Zelanda.

Matthew Mitcham

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

El clavadista australiano es el único atleta abiertamente gay ganador de una medalla olímpica. La obtuvo en Beijing 2008, con la cual se convirtió en el primer medallista de su país en conseguir metal olímpico en salto desde que lo hiciera Dick Eve, en los Juegos de 1924.

Glenn Burke

Glenn Burke
Foto: Getty Images

 

Fue el primer jugador en activo de MLB en declararse homosexual. Lo hizo en 1978, cuando era de los Dodgers. La directiva le ofreció dinero para casarse con una mujer y él no aceptó. Se equivocó al creer  que aquella sociedad le respetaría. Murió de Sida en 1995.

Billy Bean

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Después de afirmarse gay en 1999, este expelotero de Dodgers y Padres (no confundir con el gerente de los Atléticos y la película ‘Moneyball’) se convirtió en portavoz de los atletas homosexuales. Él fue fundamental para convencer a David Denson de abrirse.

Roy Simmons

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

De una fugaz carrera en la NFL, el exguardia de los Giants y Redskins habló acerca de su homosexualidad en 2002. En su autobiografía llamada ‘Fuera de los Límites’, habla de promiscuidad, prostitución y adicción a las drogas. Falleció en 2014 a los 54 años.