La Fed no tiene prisa por subir tasas

Los precios al consumo crecieron el 0,1 % en julio, menos de lo esperado y mucho meno que en meses precedentes. Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, la subida de precios interanual fue del 1.8%, informa Efe.

Es un porcentaje que queda por debajo del objetivo de inflación de la Reserva Federal que ayer publicó las actas de su última reunión y dejaba entrever mucha cautela antes de tomar la decisión de subir las tasas de interés.

El motivo por el que la inflación subió fue sobre todo la vivienda que hay experimentado el mayor incremento de precio desde febrero de 2007. En cambio, las tarifas aéreas cayeron un 5,6 %, lo que supuso el mayor descenso mensual en casi 20 años. Los salarios han avanzado, según el Departamento de Trabajo, más o menos al mismo ritmo: 1,9% en los últimos 12 meses.

Las actas de la Fed, muy esperadas por economistas y analistas, apuntaban a que antes de que haya la esperada subida de tasas de interés se quiere comprobar que la economía goza de buena salud. La subida de tasas encarecerá los préstamos a largo plazo pero normalizarán una política monetaria diseñada para salir de la crisis y que aún se mantiene pese a la recuperación. La Fed vio en su última reunión que las condiciones para subir tasas aún no existen pero “nos estamos aproximando”. Esta reunión de la Fed se produjo antes de la devaluación en China y las señales de que el gigante asiático tiene poco fuelle lo que complica el trabajo a la Fed.