Necesitamos monitorear la limpieza de casas afectadas por Exide

La mejor forma de seguir adelante es que el Estado establezca a un experto independiente e imparcial que monitoree con regularidad la limpieza

Por Hilda Solís, supervisora del condado de Los Ángeles

Por 33 años los reguladores estatales le han permitido a la compañía de reciclaje de baterías Exide en Vernon operar con un permiso temporal, dejándola violar varias leyes ambientales al permitirle transportar en nuestras calles y autopistas materiales corrosivos saturados de plomo que son dañinos para la salud.

La verdadera escala del daño ambiental que causó en las comunidades aledañas está saliendo a la luz. Aunque tenemos mucho por hacer para lograr que la compañía se comprometa, mi principal prioridad es que empiecen a limpiar inmediatamente.

A principios de esta semana, el Departamento de Control de Substancias Tóxicas (DTSC) estimó que 1,000 hogares necesitaban limpieza inmediatamente (su nivel de contaminación es tan alto que es considerado como desecho tóxico), se ha pronosticado que alrededor de 10,000 hogares van a necesitar ser desintoxicados en un futuro. La limpieza de cada uno de los hogares afectados cuesta alrededor de $40,000.

El costo de limpieza para todos estos hogares se estima que es de $400 millones. El DTSC coincide con el estimado de limpieza. Y esto es, sin contar con el costo adicional para limpiar los hogares por dentro, donde ha penetrado el plomo a través de ventanas, ventiladores y rencillas.

Este va a hacer un reto para diferentes agencias involucrados en este asunto que van a querer retrasar el proceso de limpieza hasta que Exide y las partes responsables tengan el dinero para pagar y resolver este caso de injusticia ambiental.

Exide tiene a un grupo de poderosos abogados que pueden atentar a retrasar el proceso por décadas. No podemos esperar a que esto suceda, al contrario, tenemos que limpiar inmediatamente y hacer que los procuradores públicos presenten una demanda para que podamos recuperar el dinero del costo de la limpieza en un futuro.

En mi opinión, la mejor forma de seguir adelante es que el Estado establezca a un experto independiente e imparcial que monitoree con regularidad la limpieza.

Esta persona puede empezar a trabajar con autoridades locales, estatales y federales para identificar los recursos de financiamiento disponibles inmediatamente para llevar a cabo una asesoría de las comunidades impactadas e identificar a los hogares que necesitan limpieza.

Esta situación es personal para mí. Mi padre pasó dos décadas trabajando en una compañía de reciclaje en la Ciudad de Industry. Yo vi de antemano los efectos a largo plazo en la salud de mi padre. Es imperativo que se restaure la salud de las comunidades afectadas. Cada día que pasa, el plomo en estos hogares daña la salud de estos hombres, mujeres y niños que viven ahí.

Me parece que es indiscutible que estas instituciones encargadas de proteger la salud de la comunidad, fallaron en cumplir con su deber. No podemos permitir que esto vuelva a suceder. Estoy confiada que al trabajar juntos con las autoridades locales, estatales y federales vamos a resolver este problema con la urgencia que se merece.