Lamborghini Aventador LP 750-4 Roadster Superveloce

Lamborghini Aventador LP 750-4 Roadster Superveloce

Madrid.- Automobili Lamborghini ha presentado en la Semana del Automóvil de Monterey, en California, el nuevo Lamborghini Aventador LP 750-4 Roadster Superveloce, cuyas entregas a clientes empezarán en 2016 con un precio sin impuestos de 357,000 euros.

Este Lamborghini Aventador se comercializa en una serie limitada de 500 unidades en todo el mundo y es la primera de las series de descapotables producidas por Lamborghini en llevar el nombre Superveloce.

Eeste Superveloce es la más pura expresión deportiva de la marca, al margen de los coches de competición, y en este caso es el Lamborghini de producción en serie más rápido jamás producido.

La versión Roadster representa nuestro compromiso de satisfacer a nuestros clientes apasionados con la dinámica de conducción sumamente emocionales combinados con una experiencia extraordinaria al aire libre, ha explicado Stephan Winkelmann, presidente y consejero delegado de Automobili Lamborghini.

Como miembro de la saga Superveloce de Lamborghini, el coche ofrece un mayor rendimiento con un aumento de potencia de 50 CV, hasta llegar a los 750 CV, con un peso de 1,575 kilogramos, es decir 50 kilos más ligero en comparación con el Aventador LP 700-4 Roadster. Estas cifras conducen a una relación peso-potencia de 2,1 kg/CV.

En una mejora de la experiencia a bordo del Superveloce Coupé, el Superveloce Roadster cuenta con una ventana trasera eléctrica que permite que el sonido del motor llegue a la cabina.

El motor es un V12 de 6.5 litros que genera esos 750 CV a 8,400 rpm y un par motor de 690 Nm, para proporcionar una aceleración de 0 a 100 km en 2,9 segundos con una velocidad máxima de más de 350 km/h. El motor está gobernado por la transmisión ISR de 7 velocidades de Lamborghini, encarga de transferir la potencia del propulsor a las cuatro ruedas a través de un sistema Haldex de cuarta generación 4WD.

Como con el Aventador LP 700-4 Roadster, el SV Rodster está dotado de un techo duro de dos piezas de fibra de carbono con tecnologías RTM y forjado Composite, que permiten formas de diseño complejas y la mayor rigidez posible combinada con un peso extremadamente bajo.

Por lo tanto, las dos partes del techo pesan menos de seis kilogramos y se puede guardar fácilmente en el compartimento del equipaje. Este elemento es el complemento perfecto para el monocasco, que está completamente hecha de fibra de carbono.