No manejes enojada

La rabia del camino causa accidentes que pueden evitarse
No manejes enojada
Foto: shutterstock

Todos perdemos la calma, de vez en cuando, especialmente cuando estamos detrás del volante, rodeados de conductores agresivos o distraídos que ponen en peligro la vida de quienes los rodean.

Cada día, la rabia del camino, o Road Rage, un problema común en las autopistas de EEUU, es responsable por cientos de accidentes automovilísticos y muertes que podrían ser evitadas.

“Hay momentos en que queremos frenar de imprevisto porque alguien está manejando demasiado cerca nuestro; o hacer un gesto obsceno a un conductor agresivo”, reconoció Scott Morofsky, creador de la técnica Wellativity, para combatir problemas de obesidad y otros comportamientos adictivos (www.Wellativity.com).

El autor de varios libros de autoayuda aseguró que hay métodos para reducir los incidentes de rabia en el camino y aconsejó nunca involucrarse con conductores agresivos, ni fomentar su comportamiento con insultos u otras acciones.

Comportamientos agravantes

Según un reporte sobre rabia del camino, publicado por Expedia.com, el comportamiento que más enfurece a los conductores es el de aquellos que textean mientras manejan, con un 26%. Las ofensas que le siguen son las de aquellos que conducen demasiado cerca del automóvil de adelante, con un 13%, los conductores que van lentamente en la línea rápida 12% y los conductores que tratan de realizar múltiples tareas mientras van manejando.

Al comportamiento de quienes manejan a nuestro alrededor se le puede sumar un mal día en la oficina, una discusión con alguien que no podemos olvidar, o el estrés de llegar tarde a una cita importante. La rabia es un mal conductor.

“El viejo consejo de respirar profundamente siempre es bueno, porque al tomar oxígeno tu cuerpo se siente mejor”, indicó Morofsky.  El autor  compartió una serie de consejos que te pueden ayudar a controlar la rabia y evitar accidentes en la autopista.

  • No enciendas el auto si te sientes furiosa. No esperes relajarte mientras vas manejando. Si ya estás enojada, antes de encender el motor, tómate un tiempo para respirar profundamente,  o trata de contar hasta 10 inhalando y exhalando, hasta estar segura de haberte relajado.
  • Si ya estás manejando y alguien te agravia, hazte a un lado y estaciona aunque sea por un momento. “Pregúntate si el problema es realmente importante como para poner en peligro otras vidas”, aconsejó Morofksy.
  • No reacciones ni busques venganza. Tú no puedes controlar lo que hacen los demás, pero sí puedes controlarte a ti misma. “Cuando otra persona te insulta o trata de enfurecerte, lo mejor que puedes hacer es ignorarla”, aconsejó el experto.

Costumbres de conductores

Compartimos algunos datos interesantes sobre las costumbres más comunes detrás del volante.

  • La mayoría de los conductores (97%) se consideran a sí mismos conductores cuidadosos, pero sienten que sólo el 29% del resto de los conductores lo son.
  • El 25% de los conductores admiten hablar regular u ocasionalmente por teléfono mientras conducen.
  • El 26% de los conductores admitieron haber gritado o insultado a otros conductores, mientras que el 53% dijo que otros les habían gritado a ellos.
  • Un 4% admitió haberse bajado del vehículo para pelearse con otro motorista.

Fuente: Expedia.com