Activistas acusan a ICE de negarles acceso a detenidos por exponer abusos en centros

También condenan cierre de programas de visita a detenidos  
Activistas acusan a ICE de negarles acceso a detenidos por exponer abusos en centros
Foto: Community Initiatives for Visiting Immigrants in Confinement

Washington.- Para muchos inmigrantes en centros de detención, los abogados y voluntarios que los visitan son su único contacto con el mundo afuera, pero desde 2013 la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) les impedido el acceso, en represalia por criticar los abusos en las instalaciones.

Así lo indicaron grupos defensores de los derechos de los inmigrantes en sendas cartas enviadas este martes a la directora de ICE, Sarah Saldaña, ambas pobladas de ejemplos sobre la presunta violación de la Primera Enmienda.

En una de las misivas, los activistas denunciaron que tanto ICE como la empresa contratista Geo Grupo, a cargo del Centro de Detención Adelanto, cerca de Los Angeles (California), en los últimos dos años han establecido un “patrón y práctica” ilegales de privar a los abogados de acceso a sus clientes “en represalia por la participación de éstos en protestas legales y pacíficas” afuera de las instalaciones.

En mayo pasado, por ejemplo, las autoridades en Adelanto impidieron la entrada al centro a Christina Fialho,  abogada y co-directora ejecutiva del grupo nacional “Community Initiatives for Visiting Immigrants in Confinement” (CIVIC),  después de que ésta participó en dos vigilias afuera de la instalación.

El mes pasado, las autoridades de ICE y de la oficina del alguacil del Condado Etowah, en Alabama, cerraron un programa de visitas a detenidos afiliado a CIVIC, poco después de que el grupo presentó una queja en nombre de 20 detenidos por una serie de abusos, acoso racial y precario cuidado médico.

Fialho consideró que es deber de todo estadounidense denunciar abusos en los centros de detención y, a su juicio, ICE no solo viola el derecho a la libre expresión bajo la Primera Enmienda sino que no puede condicionar el ingreso a las instalaciones.

Exigen cese a represalias

Las cartas fueron enviadas por CIVIC, la fundación del Sur de California de la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU SoCal), el grupo cívico “Southern Poverty Law Center (SPLC), y la firma legal Sidley Austin, que pidieron el cese de las represalias.

En entrevista telefónica con este diario, una abogada de SPLC, Eunice Cho, explicó que el centro de detenciones en Etowah, ubicado en una zona rural y remota en Gadsden, tiene uno de los peores historiales de abusos en EEUU y es urgente que se mantengan el programa de visitas.

“Este proyecto está a cargo de voluntarios de la comunidad de fe que visitan a los detenidos una o dos veces por mes, y estos visitantes con frecuencia son el único contacto que tienen los detenidos con el mundo afuera… muchos sufren negligencia  médica, abusos a manos de los guardias, y a veces son forzados a firmar su orden de deportación”, señaló Cho.

La abogada precisó que la meta es frenar las represalias de ICE y que se restablezca plenamente el programa de visitas en el centro de detenciones en Etowah, que tiene un contrato con ICE para alojar a hasta 450 personas.

En 2013, ICE clausuró tres programas de visitas en el sur de California, y cerró un cuarto programa en 2014, en el Centro de Detenciones de Otay, al sur del estado, también en represalia por la denuncia de abusos, según activistas.

Respuesta de ICE

Los abusos en los centros de detención han sido una queja perenne de grupos defensores de los inmigrantes, pero ICE ha rechazado las críticas o ha insistido en que investiga o toma medidas correctivas cuando es necesario.

Consultada por este diario sobre las nuevas acusaciones, una portavoz de ICE, Virginia Kice, dijo hoy que la agencia se mantiene en contacto frecuente con los abogados y otras partes interesadas sobre la situación en los centros de detención, y realiza “ajustes” cuando es necesario.

Respecto al incidente con Fiahlo en Adelanto, Kice explicó que la agencia puede suspender los “privilegios de visitas” a personas que “no cumplen con las normas de visitas en una determinada instalación de ICE”.

Asimismo, los individuos que ofrecen información falsa sobre el  propósito de su visita también tendrían bloqueado el acceso, agregó Kice, sin ofrecer detalles.

Otras fuentes oficiales, que pidieron el anonimato, enfatizaron que Fialho no tiene prohibida la entrada al centro en Adelanto y, de hecho, lo visitó en los últimos dos meses.

En 2013, las autoridades suspendieron temporalmente el permiso de Fialho para visitar el centro en Adelanto, después de que determinaran que ella y otros miembros de CIVIC participaron en actos que violaron las normas establecidas por ICE para resguardar la seguridad de los detenidos.