Ayuda a los niños en cuidado temporal

Intérprete de la corte los trabaja en el proceso de reintegración al hogar o la adopción permanente
Ayuda a los niños en cuidado temporal

Desde que Laura Cruz redujo sus horas de trabajo como intérprete en los tribunales, buscó la forma de ayudar a otros con el tiempo libre que le quedaba. Fue así como llegó a la organización Defensores Especiales Designados por la Corte (CASA), que aboga por los derechos de los niños en hogares temporales.

“Fui a la orientación y me gustó mucho el programa y lo que hacían por los niños”, dijo Cruz, de 50 años y de origen colombiano. En su trabajo con CASA, Cruz se encarga de velar por los derechos de los niños asignados a ella.

“Velamos por los intereses de los niños y la meta de nosotros es que los padres cumplan con los requisitos que tengan que cumplir para que el tribunal se los devuelva”, dijo Cruz. “El interés de nosotros es ayudar a los padres a que cumplan con esa meta”.

En los dos años en que Cruz ha estado con CASA, le ha asignado dos niños, uno de los cuales fue adoptado por una familia y otro está en proceso de regresar a su casa.

Cruz señala que mientras los trabajadores sociales, abogados y jueces tienen que ver cientos de casos, los voluntarios de CASA se pueden concentrar en el bienestar de los dos pequeños asignados a ellos.

“Como defensores de los niños, solo tenemos ese niño en que enfocarnos y nos involucramos más. Podemos a veces ver cosas que las trabajadoras sociales no ven”, dijo Cruz, quien resalta que los voluntarios de CASA se reportan directamente al juez.

El tribunal les da libertad para tener acceso a los expedientes médicos y educativos del niño para ayudar en el proceso de reintegración al hogar o adopción permanente.

En ocasiones los voluntarios de CASA deben ir a las escuelas a la que están asistiendo los niños para ver si están recibiendo la educación adecuada, ya que a veces no hay comunicación entre los maestros porque el niño cambia de una escuela a otra.

“A veces hay hogares [temporales] donde los niños reciben mucho amor pero en otros lugares los niños no reciben la atención que necesitan”, dijo Cruz. “Por eso es que el trabajo de CASA es muy importante porque nos aseguramos que todas las necesidades básicas del niño estén cubiertas”

Pero Cruz no solo se limita a su trabajo con los niños sino que también es voluntaria ayudando a  mujeres que han sido abusadas sexualmente. También trabajó de voluntaria con la Fundación Make-a-Wish de Orlando, Florida, hace varios años.

“Mientras más uno de a la comunidad, más recibe”, dijo Cruz, refiriéndose a todo lo que ha aprendido de otras personas. “Nos ayuda a apreciar la vida y las cosas, especialmente cuando nos convertirnos en la voz de esos niños”.