La sequía no existe para supervisores de Los Ángeles

Someten sus autos a lavados hasta tres veces por semana
La sequía no existe para supervisores de Los Ángeles
Un hombre lava el auto de uno de los supervisores.

La mayoría de los supervisores del condado de Los Ángeles parecen no estar enterados de que California vive una de las peores sequías de su historia pues lavan sus vehículos dos o tres veces por semana.

Esto a pesar de que el gobernador Jerry Brown ordenó limitar el consumo de agua urbana en 25% debido a la extrema temporada de secas que lleva varios años sin parar.

Una investigación del periódico Daily News arrojó que el supervisor Mark Ridley-Thomas es el supervisor más pulcro, pues manda lavar su auto más veces durante la semana. Según documentos obtenidos bajo la ley de expedientes públicos, en 2014, Ridley-Thomas lavó uno de sus tres vehículos, su Chrysler 300 Limited sedan, 2.7 veces por semana.

Otros dos supervisores, Michael Antonovich y Don Knabe solían lavar sus SUV’s dos veces a la semana, pero por increíble que parezca, después de que se declaró el estado de emergencia por la sequía en enero de 2014, y se estableció la orden de restricción en el consumo de agua, incrementaron el lavado de sus vehículos.

Los dos únicos supervisores que después del mandato, redujeron levemente el aseado de sus autos fueron Sheila Kuehl e HIlda Solís. Ellas los lavan en promedio una vez a la semana.

De acuerdo al Daily News, otros funcionarios de Long Beach, Santa Monica, Burbank, Malibu y San San Gabriel han hecho promesas para no lavar sus autos en dos meses como parte de la campaña L.A. Waterkeeper. Cerca de 15,000 personas han firmado la “Promesa Automóvil Sucio” con la finalidad de ahorrar agua en medio de la severa sequía que vive el estado.

Eric Wulf, presidente de la Asociación Internacional de Lavacarros, dijo al diario angelino que el lavado de un auto tamaño normal se lleva entre 80 y 100 galones de agua, lo que equivale a la cantidad de agua diaria de una persona.

LEE ADEMÁS:

California, entre pérdidas por sequía y riesgo de inundaciones

¿Por qué se está hundiendo la tierra de California?

A conservar el agua de la manera más ‘sucia’