El McWhopper por la paz aviva tensiones  de empresas 

El McWhopper por la paz aviva tensiones  de empresas 

La fabricante de hamburguesas Burger King propuso a su competidora McDonald’s crear una hamburguesa conjunta, que llamarían McWhopper, para celebrar el 21 de septiembre el Día Internacional de la Paz, algo que, en cambio, no cayó demasiado bien en la directiva de la marca del payaso.

“Sabemos que hemos tenido nuestras pequeñas diferencias, ¿pero cómo podemos hacer una tregua en esta ‘guerra de hamburguesas’?”, escribieron desde Burger King en una carta abierta a McDonald’s.

Su propuesta es, en una época en la que el croissant se alía con el donut y crea el “cronut”, crear un híbrido entre los famosos Big Mac, de McDonald’s, y el Whopper, de Burger King, que se llamaría McWhopper, que se haría solo el día 21 de septiembre y que se fabricaría en un lugar equidistante de las oficinas centrales de ambas empresas, es decir: Atlanta, en Georgia.

“Let’s end the beef, with beef”, concluían la carta en inglés, haciendo un juego de palabras diciendo “acabemos la riña” (en lenguaje coloquial “beef”) “con ternera” (también “beef” en inglés). La hamburguesa se abonaría no en metálico, sino con una promesa de hacer las paces con alguien.

Burger King ha hecho de esta propuesta, en la que también participa la organización no gubernamental Pieca One Day, todo un despliegue publicitario.

No ha faltado una página web (www.mcwhopper.com) y un anuncio de página completa tanto en el Chicago Tribune como en el New York Times, por no hablar de cómo las redes sociales han explotado con la idea de esta hamburguesa pacífica.

Sin embargo, más que hacer las paces, parece que esta propuesta no ha sido entendida desde McDonald’s como una llamada a la paz, sino como una provocación que, en realidad, ha desenterrado el hacha de guerra o, al menos, ha llevado el conflicto a la palestra pública.

El consejero delegado de McDonald’s, Steve Easterbrook, respondió en otra carta en las redes sociales con un tono crispado.

“Nosotros nos comprometemos con crear concienciación en todo el mundo, ¿quizá quieran unirse a nuestro significativo esfuerzo global? Y cada día, dejemos claro que entre nosotros hay simplemente una competición empresarial amigable y, francamente, unas circunstancias no comparables al daño real y el sufrimiento de una guerra”, escribió.

Easterbrook se despide en la carta con un post data que reza: “una simple llamada servirá la próxima vez”.

McDonald’s es la mayor cadena de hamburguesas del mundo y fue creada en 1940 en San Bernardino (California), aunque actualmente sus oficinas centrales están en Oak Brook (Illinois).

Forma parte del Dow Jones de Industriales, que incluye a las 30 empresas más importantes de Estados Unidos, y facturó en el primer semestre de 2015 casi 12.500 millones de dólares.

Por su parte, Burger King fue creada en 1953 en Jacksonville (Florida) y ahora pertenece a la multinacional canadiense Restaurants Brand International, que en los primeros seis meses de 2015 facturó 1.975 millones de dólares.

Aunque la dimensión de McDonald’s y el volumen de negocio es claramente superior a la de Burger King, en los últimos meses, el porcentaje crecimiento de esta última es mayor que el de su competidora.

Hoy el Wall Street Journal recordaba otros golpes de efecto de Bruger King, como la Whopper para zurdos que lanzaron en 1998 o la difusión en 2007 de vídeos sobre los ataques de nervios que daban a distintos clientes cuando les decían que su hamburguesa estrella había desaparecido del menú.

Después de dispararse esta campaña, las acciones de McDonald’s subían un 0,57%, mientras que las de Restaurants Brand International también crecían un 0,54 %.