S.O.S. Mi novio es OCD

Cómo relacionarse con personas obsesivas

Apenas terminada la luna de miel, Verónica Ayala, residente de Van Nuys, California, comenzó a notar ciertas costumbres inusuales de su flamante esposo que no conocía antes de mudarse con él.

“Lo que más me llamó la atención fue la manera en que se preparaba cada mañana, antes de ir trabajar”, recordó. Ayala dijo que su marido repetía una serie de pasos, siempre en el mismo orden, a manera de ritual y se enojaba si algún imprevisto o interrupción alteraba ese orden. “Se molestaba por cosas que para mí eran pequeñas e insignificantes”, comentó.

La pareja encaró la situación desde temprano en la relación, y recurrió a la ayuda de un terapista que diagnosticó a su esposo con desorden obsesivo  compulsivo, también conocido como OCD.

Para explicar el  desorden obsesivo  compulsivo, Brenda Quinones, consejera de parejas y familias con práctica en Los Ángeles, California, dio el ejemplo de cuando uno sale de la casa y a las dos cuadras se pregunta si cerró la puerta con llave o si desconectó la plancha. “En algunas ocasiones, hasta volvemos a la casa para asegurarnos de que pusimos el cerrojo. En el caso de las personas con OCD, esta ansiedad y necesidad de repetir rituales una y otra vez es constante e interfiere en su vida diaria y en la vida de quienes lo rodean”, explicó.

Se cree que existe cierta predisposición genética y es común observar más de un miembro de la familia con las mismas características obsesivas. No es del todo claro por qué la condición afecta a ciertas personas y no a otras, pero en muchos casos, el estrés es el desencadenante de la condición.

Características de OCD

Quinones describió algunos de los síntomas más comunes de las personas con OCD:

  • No puede controlar comportamientos o pensamientos recurrentes, como el miedo a los gérmenes o a un posible ataque o robo, aunque no tengan aparente lógica.
  • Repite acciones, como cerrar la puerta, o lavarse las manos, una y otra vez. Estos rituales le ofrecen alivio temporal a su ansiedad y ocupan gran parte de su tiempo.
  • Los pensamientos de un individuo con OCD tienden a ser extremos, como en el caso de aquellos que se obsesionan con una persona, sienten celos desproporcionados y la cuestionan constantemente. También se obsesionan con aspectos externos como los logros o la apariencia de quienes lo rodean.

Relaciones cercanas

Ayala aseguró que es posible tener una relación con una persona OCD, y que el desorden puede tratarse con ayuda psicológica y, en ciertos casos, con medicamentos. “Mi matrimonio es prueba de que hay esperanzas”, dijo con orgullo y contó en 2016 cumpliría 15 años de casada.

Estas son algunas de las recomendaciones para tratar a una persona con OCD.

  •  Aprecia cada mejora, por más pequeña que te parezca. Cada pasito cuenta y requiere gran esfuerzo de la persona con OCD. Cuando reconoces las pequeñas mejoras,  motivas a tu pareja a seguir intentándolo.
  •  Cada día es una nueva batalla. Los síntomas de OCD pueden aumentar o disminuir, de acuerdo al estrés y las circunstancias. No pierdas la paciencia ni hagas sentir culpable a tu pareja por algo que él siente que no puede controlar.
  •  Tanto cuando la persona con OCD es tu  pareja, como cuando se trata de uno de tus hijos, no descuides al resto de la familia, para tratar de acomodar sus necesidades. Al hacerlo, no sólo estás siendo injusta con el resto de la familia, sino que también estás fomentando el comportamiento obsesivo.  Cuando participas de sus rituales, no lo estás ayudando, sino por el contrario, colaborando con la ansiedad.
  •  Infórmate y busca grupos de apoyo, incluso si tu pareja se niega a buscar atención para sí mismo. Si tu ser querido se niega a recibir terapia, puedes comenzar por la biblioteca del barrio, chequeando libros sobre el tema para que pueda reconocer las características del desorden.

Para encontrar un grupo de ayuda cerca de tu casa, consulta en la página de la Fundación Internacional OCD: https://iocdf.org. Si no encuentras un domicilio conveniente, considera comenzar tu propio grupo con vecinos y amigos de tu comunidad.