Compton: una ciudad en apuros y “peor que Bell”

Mientras que los concejales se suben el sueldo a su antojo, residentes se quejan por la falta de servicios comunitarios
Compton: una ciudad en apuros y “peor que Bell”
Residentes de la ciudad angelina se quejan del deterioro que los rodea.

@aracelimartinez

Mientras existe la posibilidad de que los concejales de Compton puedan enfrentar cargos criminales por aumentarse los salarios a su antojo al participar en las juntas de las comisiones, los servicios públicos en la ciudad se mantienen a un muy mínimo nivel, denuncian algunos de sus residentes.

Un breve recorrido por sus calles da la razón a sus denunciantes. Un gran número de sus vías están llenas de baches y abunda el pavimento disparejo lleno de parches. Hay callejones sucios, llenos de colchones y otros objetos pesados que según los vecinos han estado por siempre afuera de las casas. Nadie los recoge.

“Los que manejan a diario por estas calles se arruinan la suspensión”, dijo Carlos Acevedo, propietario de un negocio de carburadores en Compton.

“Lo que sucede aquí es que esta ciudad es muy corrupta. Uno no sabe qué hacen con los fondos federales… les dieron 40 millones de dólares para rehacer la Policía y un millón para comprar radios y no sabemos qué pasó”, denunció Acevedo.

En un intento por mejorar los servicios, la alcaldesa Aja Brown propuso recientemente a los concejales poner en la boleta electoral de noviembre de 2015, una medida para aumentar un centavo el impuesto a las ventas y con eso repavimentar las calles de la ciudad, contratar bomberos adicionales, comprar equipo de seguridad, mejorar el alumbrado público, entre otros. La alcaldesa no tuvo el apoyo del concejo.

La propuesta contrasta con una carta que envió recientemente la fiscal del condado de Los Ángeles, Jackey Lacey. En ella pone al descubierto los pagos que por miles de dolares se hacen al mes, los concejales de Compton por sentarse en las comisiones por pocos minutos, lo que podría llevarlos a enfrentar cargos criminales.

Actualmente hay un movimiento para incrementar los salarios de los concejales por la vía electoral basado en que los 600 dólares que ganan por mes fueron establecidos en 1950 cuando la hipoteca mensual en Compton era de 100 dólares.

COMPTON IN BAD SHAPE

La propuesta es parte del paquete de aumento de un centavo para mejorar los servicios. “Quedaría en manos de la gente decidir si los pagos de las comisiones deben actualizarse al nivel de vida actual”, dijo la alcaldesa Brown quien insistirá ante los concejales para que se lleve el tema a una elección.

“Si ajustamos los 600 dólares que se paga en la actualidad a los concejales, su compensación debía ser 5,969.79 por mes”, puntualizó Brown.

El presupuesto anual de la ciudad es de 178 millones de dólares y tiene un déficit de 39 millones de dólares. “Cuando entré en 2013, eran 42 millones de dólares”, expuso el único concejal latino que tiene Compton, Isaac Galván,

La ciudad con una población latina de 65% apenas se recupera economicamente luego de que en 2012 estuvo a punto de irse a la bancarrota.

El concejal Galván, dijo que retuvo su último cheque recibido por participar en las comisiones hasta que el asunto señalado por la Fiscalía se resuelva.

Precisó que nunca ha votado para que se aumente la compensación de los concejales y el alcalde. “Los niveles actuales de compensación fueron establecidos antes de mi elección. Además, secundé una moción reciente para permitir al público votar por una reforma que incluye una nueva fórmula para compensar a los concejales”, dijo.

Sin embargo, para Acevedo, la participación ciudadana es algo difícil de conseguir en Compton.

COMPTON IN BAD SHAPE
Carlos Acevedo, propietario de un negocio de carburadores en Compton.

“Las juntas de cabildo las hacen a horas que la gente no puede ir, como las 3:30 de la tarde, o las 5 de la tarde. Y si hablas en contra, te mandan sacar”, comentó.

“La alcaldesa ha tratado de mejorar las cosas, es una esperanza pero no ha podido. Es una pena, Compton se ha vuelto una ciudad hispana, pero la gente no participa, y si lo hacen, es como hablarle al aire. Estamos peor que Bell“, aseguró el comerciante.

LEE ADEMÁS:

Funcionarios de Compton aumentan sus salarios a su antojo

Isaac Galván da hamburguesas a cambio de ‘votar’ en Compton