Nueva era del LAPD: Agentes con cámaras corporales

Policías ya patrullan las calles de Los Ángeles con su nueva herramienta de trabajo
Nueva era del LAPD: Agentes con cámaras corporales
A partir de este lunes, agentes del LAPD portarán las controversiales cámaras.

@Yorshmore

Los primeros agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) en portar cámaras de video en su uniforme salieron este lunes a patrullar las calles del Valle de San Fernando en un día considerado histórico para la corporación.

Y es que fue el arranque oficial del plan que pretende equipar con cámaras a todos los agentes del LAPD, lo que supone un gran cambio en la interacción de los uniformados con la comunidad.

El LAPD se une así a varias corporaciones policiales que han empezado a hacer uso de la tecnología para documentar la interacción de sus agentes con el público y en medio del debate nacional sobre recientes casos de abuso policial. Los que apoyan las cámaras dicen que estas serán clave para esclarecer encuentros que se hagan controversiales entre la Policía y la comunidad y además ayudarán a los agentes a protegerse de falsas acusaciones de mala conducta.

De las 860 cámaras de video que se adquirieron en una primera etapa, 250 fueron destinadas a la División Mission del LAPD, donde 20 de sus efectivos fueron instruidos por la mañana sobre el uso del aparato que deberán portar cada vez que lleven el uniforme.

Los Angeles Times

Para el próximo año el alcalde Eric Garcetti ha destinado recursos para adquirir otras 7,000 cámaras.

Al final del día se esperaba que fueran alrededor de 80 los policías que recibieron su cámara y salido a patrullar los vecindarios de Arleta, Panorama City, Sylmar, North Hills y Mission Hills, sector de la ciudad donde el 66% de la población es latina, 19% blanca, 11% asiática y sólo 4% afroamericana.

“Este es un gran momento para el LAPD”, dijo el capitán Todd Chamberlain, jefe policíaco en ese sector de la ciudad. “Estos policías que hoy cuentan con una nueva herramienta se dan cuenta que están haciendo historia”.

El capitán Chamberlain consideró que conforme pasen los días tanto los agentes como los ciudadanos de Los Ángeles se irán acostumbrando a la nueva herramienta policíaca.

“La cámara se irá convirtiendo en algo normal en el uniforme de los policías”, mencionó.

Los Angeles Times
El agente del LAPD, Jim Stover, muestra su nueva herramienta de trabajo: una cámara que debe portar en su uniforme. /PoolPhoto

La guía del LAPD para uso de la cámara establece que los uniformados deberán empezar a grabar cuando intervengan en una actividad policial o investigativa, como arrestos, uso de la fuerza, detención de vehículos, persecuciones o llamados de emergencia.

Una vez que salen de la comandancia a la calle, dijo el capitán Chamberlain, los oficiales son responsables de seguir las políticas de uso del aparato.

La cámara tiene capacidad para grabar video y audio en resolución estándar.

Para empezar a grabar el policía debe presionar un botón hasta que se escucha un bip y para apagarla vuelve a oprimirlo por espacio de tres segundos hasta que se escucha otro bib más prolongado.

A menos que el policía lo informe, las personas no saben si las están grabando ya que no hay algún indicador de luz que así lo advierta.

A grabar

Los Angeles Times

Situaciones en las que se requiere encender la cámara:

  1. Detención de vehículos.
  2. Detención de peatones.
  3. Llamadas de servicio.
  4. Respuesta a Código 3 (emergencias)
  5. Persecución de vehículo, no importa que la patrulla cuente con cámara.
  6. Persecuciones a pie.
  7. Registro de personas o cateos.
  8. Arrestos.
  9. Uso de la fuerza.
  10. Transporte en custodia.
  11. Entrevistas a testigos y víctimas (con algunas excepciones)
  12. Manejo y control de multitudes.
  13. Otras actividades de investigación o aplicación de la ley que a consideración del policía el video pueda resultar en evidencia.

Las excepciones para no grabar:

  1. Testigos o víctimas que no quieran hacer declaraciones si los están grabando y si el encuentro no es agresivo o polémico.
  2. Si a juicio del oficial la grabación puede interferir con su habilidad para conducir una investigación.
  3. Si el oficial cree que la grabación es inapropiada por la condición física, estado emocional, edad o circunstancias sensibles de la víctima o el testigo, como en casos de violación.
  4. Situaciones en las que la grabación ponga en riesgo la confidencialidad de informantes o policías encubiertos.
  5. En áreas de hospitales con pacientes graves, centros de tratamiento para víctimas de violación, o cualquier otra instalación de cuidado médico, a menos que ahí se ejecute la acción policial.

Fuente: Guía del LAPD para el uso de cámara aprobada por la Comisión de Policía el 28 de abril de 2015