No todas las católicas se arrepienten del aborto

Se estima que en Estados Unidos tres de cada 10 mujeres se practica por lo menos un aborto antes de cumplir 45 años de edad
No todas las católicas se arrepienten del aborto
La batalla a favor y en contra del aborto en Estados Unidos llega de nuevo a la Corte Suprema.

Hace tres años, Hortensia A.,  quedó embarazada cuando el condón que utilizaba su novio se rompió.

Esta mujer, quien se autodefine como “100% católica”, tomó la decisión de abortar. No consideraba que era un buen momento para tener hijos y poco le importó que al hacerlo estuviera cometiendo un “pecado”.

“Esa (abortar) fue la mejor decisión que pude haber tomado. Yo prefiero que las mujeres se hagan un aborto en lugar de traer a sufrir a los niños. He visto demasiadas mujeres que tienen hijos sólo para que alguien más se los cuide. Eso me parece a mí irresponsable e imperdonable”, dijo Hortensia.

Se estima que en Estados Unidos, tres de cada 10 mujeres se practica por lo menos un aborto antes de cumplir 45 años de edad.

Un pecado perdonado

El aborto es considerado un pecado tan grave en la Iglesia Católica que una mujer que quisiera confesarse no podía hacerlo con el cura de su parroquía. El obispo de la Diócesis tenía que designar a un sacerdote especializado en tales confesiones para escuchar a la mujer.

Pero esto está a punto de cambiar. El Papa Francisco dijo que durante el Año de Misericordia, que corre del 8 de diciembre del 2015 a finales de noviembre del 2016, todos los sacerdotes podrán ofrecer el perdón de Dios y absolver de ese pecado a las mujeres que se arrepientan.

¿Qué dice el Papa?

El aborto es “una experiencia existencial y moral penosa. He conocido a tantas mujeres que llevan en el corazón la cicatriz de esta decisión angustiante y dolorosa”.

“No se puede negar el perdón de Dios a quien se ha arrepentido, sobre todo cuando esa persona aborda el Sacramento de la Confesión con corazón sincero para obtener la reconciliación con el Padre”, escribió el Papa en una carta.

Se permitirá que los sacerdotes absuelvan a las mujeres que hayan cometido el “pecado del aborto” si se arrepienten de corazón.

El problema es que Hortensia -al igual que muchas otras mujeres católicas- no se arrepienten de haberse practicado el aborto.

Hortensia “confiesa” que aunque es católica no le gusta confesarse con los sacerdotes y que no planea hacerlo con respecto a la decisión de abortar.

“Jajaja… yo me siento feliz. No tengo por qué confesar algo que no considero pecado… Yo tomo de la iglesia lo que me sirve, lo que funciona para mí y eso no me funciona”, agregó Hortensia.

¿Qué dicen los creyentes católicos?

Adela Morán

“El aborto es matar a un ser viviente. Es un gran pecado. No estoy de acuerdo que las perdonen”.

Susan Pichardo

“El aborto y el arrepentimiento es una decisión personal. Estoy de acuerdo en que haya perdón. Es de cristianos perdonar”.

Ángel Gamez

“Si hay arrepentimiento de verdad, de corazón, puede haber un perdón. Además, nosotros no somos quiénes para juzgar o condenar”.