Restringen el encierro prolongado en ‘solitaria’

Acuerdo judicial tras demanda obliga a las autoridades carcelarias de California a limitar el uso de celdas de castigo
Restringen el encierro prolongado en ‘solitaria’
Miles de prisioneros en el estado se encuentran bajo confinamiento solitario, algunos ya por más de una década.

Los reos de alta peligrosidad en las cárceles de California no podrán permanecer más de dos años en celdas de castigo o Security Housing Units (SHU), comúnmente conocidas como “el hoyo”.

Así lo establece un acuerdo judicial al que se llegó este martes tras una demanda que interpusieron familiares de prisioneros que por más de 10 años han estado en encierro solitario. Algunos hasta por más de 20 años.

La demanda Ashker v. Governor fue presentada hace tres años luego de una huelga de hambre que realizaron cientos de reos en las cárceles estatales de Pelican Bay, Corcoran, Sacramento y California Institution for Women.

Las celdas SHU o “el hoyo” son espacios de 8 x 10 pies (2.4 x 3 metros) con inodoro y fregadero, una cama de cemento y sin ventanas.

Ahí lo prisioneros pasan al menos 23 horas al día según las cartas que envían a sus familiares.

Dolores Canales, cuyo hijo ha pasado varios años en una de esas celdas en Pelican Bay, dijo que el cambio al que refiere el acuerdo judicial significa un gran paso para acabar con lo que tanto activistas como organismos internacionales, como la ONU, habían considerado ese encierro como una forma de tortura.

El Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California (CDCR) argumentó que el encierro en ese tipo de celdas era para reos de alta peligrosidad afiliados a pandillas y evitar la comunicación otros miembros externos de La Mafia Mexicana, Nuestra Familia, Nazi Low Riders, Aryan Brotherhood, Black Guerrilla Family, Texas Syndicate y Northern Structure.

La mayoría de ellos no tenían acceso a educación o recursos para su rehabilitación.

Jules Lobel, presidente del Centro para los Derechos Constitucionales (CCR), calificó de histórico el acuerdo.

El aislamiento prolongado, dijo Lobel, viola la Octava Enmienda de la Constitución referente a las protecciones en contra del castigo cruel e inusual.

Con esta decisión se estima que en un plazo de no más de un año entre 1,500 y 2,000 reos sean puestos en otro tipo de celdas que no sean SHU.

Las celdas de castigo, establece el acuerdo, será utilizadas sólo por aquellos reos que no cumplan con las reglas de los centros penitenciarios y no por su afiliación a las pandillas o que se asume pertenecen a un grupo delictivo o por su ideología política.

También se creará una unidad de máxima seguridad dentro de la población general para quienes hayan pasado más de 10 años en “el hoyo”.

Datos del CDCR indican que actualmente hay 2,832 reos en algún tipo de celda de castigo.