¿Por qué están aumentado los crímenes violentos en EEUU?

Vester Flanagan se acercó a sus dos excompañeros periodistas pistola y celular en mano. Les disparó con el arma y lo grabó con la cámara del teléfono

Lo hizo cuando estaban en directo en televisión. Flanagan luego colgó su video en redes sociales. A los miles que lo vieron en directo se sumaron así los que lo hicieron por internet.

El exreportero hizo así todo lo posible para que su venganza de sus antiguos compañeros copara titulares como las recurrentes matanzas que sacuden Estados Unidos.

Lea también: Flanagan, el asesino de los dos periodistas que denunciaba ser víctima de discriminación

Consiguió convertirse en el último pistolero que pone a una parte del país a hablar de la necesidad de regular el derecho constitucional a la tenencia de armas.

Logró que su crimen no resultara un número más en un país donde, tras varios años de descenso de los delitos violentos, los homicidios y los tiroteos están creciendo en las principales ciudades a un ritmo preocupante.

En algunas ciudades los homicidios en lo que va de año ya superan el total acumulado durante 2014, según cifras de los distintos departamentos de policía del país publicadas por el diario The New York Times.

Es el caso de Milwaukee, una ciudad industrial con cerca de 600 mil habitantes, donde la cifra de homicidios hasta agosto era de 104, frente a los 56 registrados hasta el mismo mes en 2014.

No es la cifra más elevada, sino la que en proporción más ha aumentado: un 76%.

Otro dato preocupante es que supera ya los 86 homicidios registrados en todo el 2014.

Le siguen San Luis, con un aumento del 60%, y Baltimore, con un alza del 56%.

Los jefes de policía y funcionarios de algunas de las ciudades más pobladas de Estados Unidos se reunieron este verano en Washington D.C. para analizar el problema.

Police_web_GettyImages-453502600

“Después de varios años de gran reducción del crimen violento, estamos viendo un aumento en los homicidios y tiroteos en muchas de nuestras ciudades”, indicaron en un comunicado.

Y es que entre enero y julio de este año al menos 30 ciudades han registrado un incremento de los homicidios respecto al mismo periodo del 2014.

La Asociación de Jefes de Policía, que representa a las 50 ciudades más grandes de Estados Unidos (MCC, por su sigla en inglés), constató este incremento con una encuesta entre sus miembros.

Cifras de homicidios

Ciudad Enero – Julio 2014 Enero – Julio 2015
Chicago 198 235
Nueva York 168 179
Philadelphia 126 135
Houston 113 154
Los Angeles County 85 96
Nueva Orleans 84 103
St. Louis 64 94
Milwaukee 39 85
Fuente: Major Cities Chiefs Association

Durante esta oleada de violencia armada, la policía ha encontrado escenas del crimen similares en las que había varios tiradores involucrados, múltiples víctimas y armas de fuego de alta capacidad.

Lea también: El explosivo crecimiento de la venta de silenciadores para armas de fuego en EE.UU.
Por eso plantearon la necesidad de leyes más duras que permitan endurecer las penas para los delitos de armas y de munición de gran calibre.

¿Qué está pasando?

“No hay una sola causa”, le explicó a BBC Mundo Darrel Stephens, director ejecutivo de la organización Major Cities Chiefs Association (MCC, por su sigla en inglés) y exjefe de policía de Charlotte, Carolina del Norte.

La policía arresta a un manifestante durante una protesta por la muerte de Michael Brown en St. Louis.
La policía arresta a un manifestante durante una protesta por la muerte de Michael Brown en St. Louis.

La muerte de varios jóvenes negros en distintos incidentes con la policía desató un movimiento reinvidicativo.

Cada ciudad atribuye el incremento a diferentes causas, “criminales reincidentes en algunos casos, políticas sobre armas que permiten demasiadas en las calles”, lo que provoca que a veces “simples discusiones se convierten en tiroteos mortales”.

Lea también: Cómo terminan las armas en manos de enfermos mentales en EE.UU.

Stephens también apunta a las drogas, “la epidemia de heroína y la competencia en el mercado de la heroína y la marihuana en algunos sitios, conflictos entre bandas y violencia doméstica”, entre otros factores.

También entran en juego otros elementos.

“Los crímenes violentos son impulsados principalmente por factores sociales tales como la cantidad de población joven, las desventajas socioeconómicas y la desorganización social en una determinada ciudad”, apunta la periodista de la BBC Ashley Gold.

“Efecto Ferguson”

Aunque no está claro qué ha llevado a este aumento repentido de la violencia, algunos lo atribuyen a lo que han denominado el “efecto Ferguson”, una teoría que sugiere que los policías han bajado la guardia por la retórica crítica contra la policía surgida tras la muerte del joven negro Michael Brown.

Algunos apuntan a que el temor de los policias a ser el foco de la polémica está llevando a que sean más laxos en su trabajo.

La muerte de Brown, en agosto del año pasado, que fue baleado por un policía blanco en Ferguson, un suburbio de mayoría negra a las afueras de San Luis, desató protestas en todo el país y reavivó el debate sobre el trato de la policía a las minorías en Estados Unidos.

Lea también: ¿Qué pasó con Darren Wilson, el policía que mató a Michael Brown en Ferguson?

Aunque algunos apuntan a que esto justificaría el incremento de casos en San Luis y Baltimore, donde las tensiones raciales se han mantenido altas, otros argumentan que eso no explicaría el aumento a nivel nacional.

Cada ciudad atribuye el incremento de homicidios a diferentes causas como la droga, el aumento de armas o la violencia doméstica.

Stephens rechazó esta teoría. Considera que los policías pueden tener alguna influencia “pero las causas de la violencia son mucho más complejas que simplemente la policía”.

“Es cierto que los agentes de policía en Estados Unidos están siendo objeto de crítica por algunos, se sienten estereotipados y se desaniman”, pero aseguró que esto puede tener un efecto durante “un par de semanas”.

“La mayoría de los policías están comprometidos a hacer su trabajo de la mejor manera que pueden”, aseguró.

MÁS NOTICIAS SOBRE EL CONTROL DE ARMAS