Cómo tener un lugar de estudio en casa

Tener un sitio fijo para hacer los deberes ayuda al rendimiento escolar. Ideas para establecer uno en tu hogar

Cómo tener un lugar de estudio en casa
Las literas compactas con tan solo una cama en la parte superior, se prestan para crear un estudio en la zona baja.
Foto: Cotesía IKEA

Han pasado 30 años de ello y Claudia Pérez no se olvida cuando su profesora de segundo grado de primaria pidió una reunión con su mamá para decirle: “La niña es muy lista y aplicada, va bien en los estudios, pero entrega siempre sus tareas con el papel muy arrugado. Necesita hacer sus deberes en un espacio adecuado para que los trabajos se vean limpios y la escritura le quede mejor”.

“Desde ahí, me compraron un escritorio para hacer mis tareas y establecieron un lugar de la casa para el estudio. Y de verdad que mis tareas quedaban más presentables y yo me sentía más cómoda sentada en una silla en vez de estar tirada en el piso, sobre la alfombra. Por eso ahora siempre recomiendo a mis amigos y familiares que dispongan de un lugar en la casa para el estudio de sus hijos”, comparte la residente de Pasadena, California, de origen mexicano.

Y es que como dice Sofía Bernal, profesora de South Ranchito Dual Language Academy, en Pico Rivera, disponer de un lugar de estudio en casa ayuda al éxito académico del menor, ya que “el niño o la niña se concentra mejor en sus responsabilidades escolares cuando hay una estructura para ello en el hogar; es decir, cuando se dispone de un lugar y del tiempo determinado para la realización de cada cosa”.

tarea casa

“Muchas familias viven en apartamentos o casas chicas pero, como les digo [a los padres], en eso no hay problema para organizar un lugar de estudio”, explica la maestra oriunda de México. “Si no tienen espacio para colocar un escritorio en la recámara o la sala, les recomiendo que usen la mesa del comedor, pero debe estar limpia [de loza y comida] a la hora que se ha establecido para que los niños estudien y hagan las tareas”.

El lugar óptimo para estudiar

Cualquier lugar de la casa es bueno para estudiar si cumple con estas condiciones:

Iluminación. La luz natural es la más adecuada para estudiar y hacer deberes, por eso el mejor lugar para ubicar un escritorio o mesa para el estudio es junto a una ventana. Si no se cuenta con ello hay que disponer de una buena lámpara articulable y orientable, con una bombilla de luz blanca y fría, ubicada al frente de la mano que el niño utiliza para escribir.

Disponibilidad. El sitio debe estar disponible a la hora asignada para el estudio.

Sin interrupciones. La televisión y la radio deben estar apagadas al momento que los chicos hacen sus tareas, al igual que sus teléfonos móviles.

Sin distracciones. El lugar escogido debe quedar retirado de aparatos electrónicos para jugar como PlayStation, Xbox, tabletas, etcétera.

Mesa y silla cómoda. La mesa y la silla deben tener la altura adecuada para la estatura y edad del menor, ya que pasará varias horas estudiando, escribiendo o trabajando en su computadora fija o portátil.

Recomendaciones para el éxito escolar

María Aguirre, consejera en el Centro de Consejería y Aprendizaje de Kaiser Permanente en Watts, ofrece a los padres de familia estos consejos para ayudar al éxito escolar de sus hijos:

Fija un horario familiar para hacer la tarea. El mejor horario es el que mejor funciona para tu hijo y tu familia. “Nunca permitas que el niño deje la tarea para lo último. Si tus hijos participan en algún deporte o actividad extracurricular, es necesario tomar esto en cuenta”, señala la consejera.

Elimina las distracciones. El tiempo para hacer tarea, ¡es justo eso, para hacer tareas! “Hay que apagar la televisión, los juegos, la música y dejar el teléfono a un lado. Al eliminar estas distracciones, tu hijo se podrá enfocar mejor”.

Establece un espacio ideal para hacer la tarea. El lugar debe estar bien iluminado; la superficie limpia. El niño debe estar sentado en una silla, frente a su mesa, no acostado o sentado en un sillón.

Observa, pero no vigiles. El sentirse vigilado puede causar estrés al menor y esto no le permitirá sentirse relajado para concentrase en sus tareas.

Solo apoya y ayuda. “Los padres deben recordar que la tarea es de los niños”, apunta la consejera. “Los padres pueden ayudar, responder a alguna duda que tengan el menor y revisar las tareas, pero no deben hacerlas por sus hijos”.

Ideas para montar un lugar de estudio

Si no cuentas con mucho espacio, puedes echar mano de los siguientes muebles práticos:

  • Una mesa plegable pequeña que puedes colocar en alguna esquina de la recámara del menor, la sala o el comedor.
  • Un escritorio compacto diseñado para las esquinas.
  • Una litera compacta, con diseño de área para dormir en la parte de arriba y un espacio para colocar un escritorio, silla y pequeño librero en la parte de abajo. Este tipo de literas se consiguen a precios bastante cómodos en tiendas de muebles como IKEA.