El LAUSD investiga más rápido las quejas por mala conducta de empleados

El período promedio que tarda una pesquisa bajó de más de un año a cerca de cinco meses.

Tres años después de que una auditoría estatal encontró que las investigaciones por supuesta mala conducta de empleados del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD) se extendían hasta por casi un año, un nuevo reporte concluyó que ese período se redujo a la mitad gracias a distintas estrategias.

Con este análisis el segundo organismo académico más grande del país trata de sacudirse la pésima imagen que le dejó el escándalo de abuso sexual en la primaria Miramonte, por el que ha pagado $175 millones en acuerdos extrajudiciales en 51 demandas. Las víctimas fueron niños latinos.

La Oficina del Auditor General de California determinó tras una revisión de seguimiento que el LAUSD resuelve ahora las quejas por conducta inapropiada de sus trabajadores en un promedio de cinco meses.

Además detectó que el organismo notificó debidamente a la Comisión de Acreditación de Maestros en 89 de 92 casos, esto cuando los profesores renunciaron o llegaron a un acuerdo de solución mientras las denuncias de mala conducta estaban pendientes. En 2002, en contraste, no lo hizo en 144 de 429 casos.

El distrito escolar ha hecho mejoras en el tiempo que le toma investigar una denuncia”, indicó el reporte, resaltando la creación del Equipo Investigativo para la Seguridad de los Estudiantes, encargado de estas quejas y formado por siete investigadores, un supervisor y dos especialistas forenses.

Esta unidad especial, bajo el mando de José Cantú, un veterano directivo del LAUSD, concluyó sus averiguaciones en un plazo de 120 días laborales en 12 denuncias revisadas este año.

“En general, por la plena aplicación de nuestras recomendaciones, el distrito escolar ha mejorado su capacidad para investigar y reportar a los empleados con supuesta mala conducta, y también avanzó en dar seguimiento y monitorear a los acuerdos con algunos de estos empleados”, citó el auditor estatal.

El LAUSD emitió un comunicado, en el cual aplaudió el resultado de la auditoría y recalcó que el distrito ha mejorado en “acelerar investigaciones en un 50%; notificar de manera adecuada a la Comisión de Acreditación de Maestros en casi el 100% de los casos revisados; y eliminar datos erróneos que se generan en el sistema que documenta los acuerdos legales“.

También, el superintendente Ramón Cortines, resaltó hace poco que no tolerará la conducta inapropiada de maestros y empleados del distrito.

Cada año millones de dólares se gastan en demandas por un puñado de empleados que actúan inapropiadamente”, dijo en su último informe de labores. “Un simple error puede afectar la confianza del público hacia este distrito y toma millones de dólares de estudiantes y escuelas en todo el distrito. Es crítico que hablemos regularmente con nuestro personal”, pidió a directivos del LAUSD.

Un reporte publicado en julio pasado indicó que sólo una tercera parte de las quejas por mala conducta señalaban a docentes por supuesto abuso sexual. Hasta el 1 de julio un total de 174 trabajadores del LAUSD, la gran mayoría profesores, fueron sacados de las aulas mientras concluían las investigaciones.

Sesenta y cinco de estas denuncias se referían a presunto abuso sexual.

$175 millones por caso Miramonte

El caso de abuso de estudiantes en la escuela Miramonte de Sur Los Ángeles generó enorme controversia.
El caso de abuso de estudiantes en la escuela Miramonte de Sur Los Ángeles generó una enorme controversia. / Ciro Cesar

Con el pago adicional de $4.5 millones aprobado recientemente, el escándalo de abuso sexual en la primaria Miramonte alcanzó un desembolso de $175 millones, jamás visto en el Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD) por denuncias de este tipo.

Mark Berndt, el exprofesor agresor, cumple una condena de 25 años.

El pago más reciente a las víctimas es resultado de una demanda interpuesta en febrero de 2015 que alega que el primer grupo de demandantes sólo recibió una compensación de 470,000 dólares por niño agraviado, mientras que una segunda ola obtuvo alrededor de 1.7 millones de dólares.

Ante la prensa, el abogado general del LAUSD declaró que le complacía este reciente acuerdo. “Es sensible al bienestar de los estudiantes y resuelve sus reclamos de manera responsable”, expresó.

En tanto, el distrito escolar angelino demandó el miércoles a 27 compañías de seguros por un monto de 200 millones de dólares para cubrir los gastos legales relacionados con el caso Miramonte.