Pareja hispana reclama a autoridades que le devuelvan bebé

El matrimonio alega que la suposición de un médico y entrevistas que no fueron traducidas influyeron para perder la custodia de su hijo

Cada noche, Nadia Gama y su esposo, Miguel Sánchez, arrullan a su bebé… y después se van a su casa.

A este matrimonio de mexicanos, residentes de Fontana (50 millas al este de Los Ángeles), le quitaron el pasado 2 de agosto la custodia legal de su único hijo, Misael, de un año de edad, mientras una corte decide si el infante fue víctima de negligencia y correría peligro bajo su cuidado.

Misael, cuyo actual guardián es la hermana de su madre, se fracturó la clavícula derecha a mediados de mayo por razones aún desconocidas. Sus padres creen que se lastimó girando en su cuna o en algún intento por gatear; sin embargo, las autoridades lo consideraron como un posible caso de abuso infantil.

Pero el matrimonio argumenta que la suposición de un médico y entrevistas que debieron responder en inglés aunque no dominan el idioma, influyeron para perder la custodia de su hijo.

Ellos alegan que llevaron al infante a la sala de emergencias de un hospital desde que se enteraron que su movilidad era limitada. Ahí, aseguran, un doctor determinó que el menor sólo tenía cólicos.

“Nos dijo ‘no tiene nada’ y nos regresamos a casa”, relató Sánchez, quien trabaja como supervisor de ventas. “El bebé nunca mostró dolor, nunca lo llevamos llorando al hospital”, agregó.

Dos días después ellos regresaron al centro médico porque notaron una hinchazón cerca del hombro derecho del infante y una radiografía detectó una fractura en la clavícula, que sanó en tres semanas.

El pequeño Misael y su madre.
El pequeño Misael y su madre.

Los interrogatorios comenzaron porque un médico tuvo sospechas de maltrato. “El reporte del doctor consideró que había abuso. Ese simple reporte bastó para que nos quitaran al bebé”, señaló Sánchez.

Su esposa reclama que las averiguaciones están plagadas de mentiras, porque indican erróneamente que el menor llegó llorando al hospital y también cita declaraciones falsas de ella, algo que atribuye a que no le ofrecieron un servicio de traducción.

“A mí siempre los que me interrogaron eran personas que hablaban en inglés. Yo les explicaba, pero al parecer no entendieron bien porque hemos visto mis supuestas declaraciones y están todas mal. Eso nos ha llevado a que supuestamente nos contradecimos y les ha hecho sospechar”, dijo Gama.

Las autoridades responden

El condado de San Bernardino, que revisa este caso, no dio un comentario específico por su política de privacidad, aunque defendió en términos generales el haber separado a este menor de sus padres.

“La decisión de sacar a un niño de un hogar es algo que nadie en el condado, en las agencias policiacas, ni en el sistema judicial [las tres instancias deciden sobre la custodia de un menor] toman a la ligera”, indicó su vocero David Wert. “Debe haber evidencia contundente y verificable de que un niño está en peligro de ser abusado o descuidado gravemente”, añadió.

Sufren por la separación

La pareja ahora lucha contra el condado de San Bernardino para recuperar a su bebé.
La pareja ahora lucha contra el condado de San Bernardino para recuperar a su bebé.

Dormir lejos de su bebé, dice la madre, es una de sus experiencias más amargas.

“Ha pasado un mes pero sigue siendo como si fuera el primer día, no deja de doler”, comentó Gama. “Es inhumano que hagan algo así, ni a los animales los separan de la madre”, expresó con lágrimas.

Los esposos, que tienen un defensor de oficio que no pudo ser contactado para un comentario, afirman que su hijo muestra signos de estrés y come menos; ellos duermen poco.

“Les pido que me regresen a mi hijo”, suplica la madre antes de despedirse de su bebé.

“Sean más humanos, no pueden tomar la decisión de separar a una familia por una sospecha”, dijo.

El señor Sánchez confía en que su hijo estará pronto en su hogar. La corte sólo les permite visitarlo pero no dormir cerca de él. “No hay pruebas de abuso, simplemente un comentario nos quitó al bebé”, dijo.

La próxima audiencia judicial de este caso será el 4 de septiembre.