Una tonelada de “cocaína negra” vuela por México

Una tonelada de la droga pintada con químicos llegó desde Colombia a México
Una tonelada de “cocaína negra” vuela por México
Un policía Federal revisa los bultos localizados en el AICM.

México.- Los 40 costales estaban en un rincón de piso y paredes blancas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde fueron abandonados. El etiquetado rezaba “Oxido de Zinc” y a los policías federales les pareció sospechoso. No es que olieran mal: de hecho, ni siquiera un perro entrenado para detectar droga lo sabría.

Pero era cocaína. Una tonelada de “cocaína negra”.

Pintar la droga con químicos de colores es una modalidad que utilizan los cárteles para inhibir los olores y es “casi” imposible detectarla sino con análisis químicos muy especiales.

Agentes federales encuentran una tonelada de "cocaína negra" en el AICM.
Agentes federales encuentran una tonelada de “cocaína negra” en el AICM.

El hallazgo de cocaína negra de hace unas horas -en la capital mexicana- es uno de los escasos casos documentados por las autoridades mexicanas desde 2005, cuando se encontró el primer cargamento con estas características en el puerto de Manzanillo, Colima, gracias a revelaciones de algunos detenidos del Cártel de Tijuana.

En ese decomiso la cocaína negra estaba mezclada con abono; en el más reciente, con óxido de zinc y en el penúltimo del pasado 27 de julio, también en Manzanillo, se encontró entre una mezcla de pulpa de mora almacenada en 120 tambos que importó desde Colombia una empresa fantasma de Zamora, Michoacán.

La cocaína negra localizada en el aeropuerto procedía de Colombia y, hasta el momento, el Consejo Nacional de Seguridad, la dependencia que dio el reporte, no ha dado detalles de los cárteles involucrados y si el cargamento tenía como destino final Estados Unidos.

La Interpol ha dado cuenta de este tipo de estrategia para transportar droga entre países disfrazada en todo tipo de mercancías.

“La gran capacidad de los cárteles para corromper a las autoridades y la agudeza para hacer empresas ilícitas transnacionales es ilimitada”, dijo Antonio Mazzitelli, jefe regional de la Oficina de la ONU contra las drogas y el delito, en su más reciente visita a México.

De acuerdo con los reportes oficiales, una vez que la cocaína llega a su destino final es procesada químicamente para devolverle el color blanco al que están acostumbrados los consumidores.