Venden comida y ropa para ir a ver al Papa

Pedirán al Papa que promueva la reforma migratoria en beneficio de los 11 millones de personas indocumentadas en Estados Unidos
Venden comida y ropa para ir a ver al Papa
Úlises Guerrero y Sandra Zamorano junto a su hijo Isaac. Úlises enfrenta un proceso de deportación.

Sandra Zamorano tienen una meta: Pedirle al Papa Francisco que interceda ante los congresistas en Estados Unidos durante su visita al Capitolio, para que aprueben una reforma de inmigración que le permita a su esposo Úlises Guerrero permanecer en el país.

Úlises está en proceso de deportación.

Su próxima cita en la corte de migración es el 3 de diciembre y aunque Sandra es ciudadana estadounidense y ya sometió la solicitud de petición familiar, todo está en manos del juez de inmigración y de la reforma migratoria.

El juez puede otorgarle un permiso a Úlises para que se quede hasta que su caso de petición familiar sea resuelto o lo puede enviar de regreso a México a esperar allá a que su solicitud de residencia sea aprobada.

“No sabemos qué va a pasar… tenemos la esperanza que el Papa Francisco y su liderazgo mundial nos ayude. Si él le pide a los congresistas, es posible que nos den la reforma migratoria”, dijo Sandra, quien nació en Estados Unidos de padres salvadoreños.

Ella y su hijo Isaac, de 2 años de edad, forman parte de un grupo de 17 personas que viajarán de Los Ángeles a Washington D.C. para pedirle al Papa que ayude no sólo a sus familiares, sino también a los 11 millones de personas indocumentadas en el país.

La pareja vende comida, ropa y todo lo que pueden para costearse el viaje a Washington D.C. y pedir al Papa que escuche sus ruegos.
La pareja vende comida, ropa y todo lo que pueden para costearse el viaje a Washington D.C. y pedir al Papa que escuche sus ruegos.

Todo para pagar su viaje

Por casi un mes esta pareja ha vendido pizza, pasta, lasagna, ropa y juguetes usados de su bebé para tratar de juntar los 310 dólares que cuesta cada boleto aéreo para Washington.

El mes pasado, Úlises fue a un evento privado y pidió que le dejaran vender la comida que había preparado. Mientras que Sandra publicitó la ropa y juguetes de Isaac en Facebook. Úlises recolectó 350 dólares de esas ventas y Sandra 220.

“Aunque ya compramos los boletos (aéreos) aún nos falta dinero para la comida”, dijo Sandra.

Úlises planea preparar tacos para venderlos el lunes 7 de agosto a las 6:00 p.m. en las oficinas de Hermandad Mexicana de Panorama City, ubicadas en el 7915 Van Nuys Blvd, en Van Nuys, 91402.

En total, desde que Úlises fue arrestado durante una redada de Migración en noviembre del 2008, ha pagado cerca de 4,600 dólares al abogado que lo representa y aún debe pagar 1,200 dólares más.
En total, desde que Úlises fue arrestado durante una redada de Migración en noviembre del 2008, ha pagado cerca de 4,600 dólares al abogado que lo representa y aún debe pagar 1,200 dólares más.

Mucho dinero

Sandra y Úlises ya tienen cuatro años juntos y aunque la solicitud de petición familiar en estos casos se resuelve en aproximadamente seis meses, a ellos les ha costado reunir los 400 dólares de la solicitud más el pago de los honorarios del abogado.

“Para nosotros es un gran esfuerzo. Todo es mucho dinero. Le tenemos que pagar al abogado que me representa en la corte de migración y todos los demás gastos. La verdad es que no habíamos tenido dinero para enviar el formulario”, explicó Úlises, quien trabaja en una compañía de servicios de comida para eventos (catering).

En total, desde que Úlises fue arrestado durante una redada de Migración en noviembre del 2008, ha pagado cerca de 4,600 dólares al abogado que lo representa y aún debe pagar 1,200 dólares más.

“La esperanza que tenemos es que cuando ya tenga los papeles para trabajar, pueda conseguir un buen trabajo”, dijo Sandra.

Úlises agregó que sabe de una fábrica que paga para empezar 12 dólares la hora, pero ahí sólo aceptan a personas con permiso para trabajar.

“Tengo contactos en ese fábrica. Cuando ya tenga papeles podré ganar mejor. Podremos salir adelante”, acotó Ulises.