Disputa por fondos a Planned Parenthood podría causar cierre parcial del Gobierno

El Congreso tendrás apenas 12 días de sesión para aprobar presupuesto para operaciones del gobierno federal
Disputa por fondos a Planned Parenthood podría causar cierre parcial del Gobierno
La discusión también se relaciona con el derecho al aborto.

Washington.- En su breve sesión legislativa tras el receso de agosto, el Congreso intentará de nuevo eliminar los fondos a la organización de planificación familiar, Planned Parenthood, lo que, en plena contienda electoral, podría provocar un cierre parcial del gobierno.

Con apenas 12 días de sesión, el Congreso, bajo control republicano, afrontará presiones de grupos a favor y en contra de Planned Parenthood for America (PPFA), en el ojo de  una tormenta política tras la difusión de videos encubiertos, realizados por el grupo conservador “Center for Medical Progress” y divulgados a cuentagotas entre el 14 de julio y 24 de agosto pasados.

Los videos muestran presuntas negociaciones de funcionarios de Planned Parenthood sobre la venta de tejidos fetales para investigaciones médicas, algo que ha rechazado tajantemente la organización.

Se prevé que la semana del 7 de septiembre, los republicanos intenten aprobar una medida que elimine los fondos a PPFA, uno de los proveedores de salud preventiva más grandes de EEUU,  que recibe poco más de $500 millones en fondos federales cada año,  o el 40% de su presupuesto anual.

Creada a principios del siglo 20, la organización ofrece servicios de salud preventiva, como detección del cáncer y tratamiento de enfermedades venéreas, así como anticonceptivos, a 2,7 millones de mujeres, hombres y jóvenes en todo el país.

La eliminación de fondos afectaría a poco más de 575,000 latinas que reciben servicios de la organización, y conforman el 22% de sus pacientes, según activistas.

En peligro los fondos del gobierno

En el Senado, cuatros precandidatos presidenciales republicanos, incluyendo Ted Cruz, han dejado en claro que votarán para eliminar los fondos.

“Tenemos la mayoría en ambas cámaras del Congreso y deberíamos actuar como tal… vamos a financiar a todo el gobierno federal, pero no vamos a financiar el continuo asesinato y venta de órganos de niños no nacidos”, ha dicho Cruz en un programa de “One America Network”.

La última vez que hubo un cierre parcial del gobierno federal ocurrió durante el acalorado debate de la reforma de salud, conocida como “Obamacare”. El cierre parcial duró 16 días y terminó perjudicando a los republicanos.

¿Es legal negociar con tejidos fetales?

En EEUU, está prohibida la venta de tejidos fetales con fines de lucro, pero se permite su uso para investigaciones médicas siempre que la donación se produzca después de realizarse el aborto, y que los tejidos no se utilicen para trasplantes de personas en particular.

Además, una ley federal de 1993 prohíbe el intercambio de dinero salvo para “recuperar costos” relacionados con el procesamiento, almacenaje y transporte de los tejidos a centros de investigación.

PPFA asegura que sólo un uno por ciento de sus centros de salud participa en este tipo de trabajo.

Otra ley federal, conocida como la “Enmienda Hyde”, que se incluye en cada medida presupuestaria desde 1977, prohíbe el uso de fondos federales para financiar abortos, salvo en casos de violación, incesto o cuando corre peligro la vida de la madre.

Alto Charo, una prominente especialista en bioética de la Universidad de Wisconsin, explicó en la edición de este mes de la revista “New England Journal of Medicine” que la investigación con tejidos fetales es vital en la búsqueda de tratamientos médicos y curas contra el cáncer, la diabetes y otras enfermedades crónicas.

Charo consideró que los ataques contra la PPFA son deshonestos porque, por razones políticas, se tergiversan las investigaciones con tejidos fetales extraídos de abortos que dan “esperanza a pacientes ahora y en el futuro”.

Según Charo, cada persona en EEUU se ha beneficiado de estas investigaciones, incluyendo activistas anti-aborto, y todo niño que se ha librado de enfermedades como la rubeola, la polio, y la varicela.

Cruzadas ideológicas en torno a Planned Parenthood

Del lado conservador, los detractores argumentan que PPFA ha violado las leyes federales que prohíben la venta de tejidos fetales y que además alienta los abortos, en particular en el último trimestre, también calificados por la derecha como “partos parciales”.

Pero, en declaraciones a este diario, Ann Marie Benítez, directora de relaciones gubernamentales del Instituto Nacional para la Salud Reproductiva de las Latinas (NLIRH, en inglés), afirmó que, en el fondo, el debate gira en torno a los derechos reproductivos de la mujer.

“Aunque los ataques están dirigidos a una organización, en realidad se trata de una cruzada ideológica para negarle a las mujeres cuidado de salud reproductiva” y su derecho a tomar sus propias decisiones, algo que perjudicará especialmente a las de bajos recursos, aseguró Benítez.

A principios de mes, NLIRH, entre 12 organizaciones nacionales latinas, enviaron una carta al Congreso pidiendo mantener intactos los fondos de Planned Parenthood.

Ell Fondo de Acción del Concejo Nacional de La Raza (“NCLR Action Fund”) ha advertido de que eliminar esos fondos “es literalmente un asunto de vida o muerte”, tomando en cuenta que, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las latinas tiene las tasas de incidencia más alto de cáncer del cuello del útero.

Lee también:
Presunta venta de órganos de fetos causa polémica en EEUU
Nuevas acusaciones contra Planned Parenthood por venta de órganos (VIDEO)
Senado frena medida para eliminar fondos para Planned Parenthood