Editorial: Hay que valorar al trabajador

Uno de los problemas es la gigantesca brecha de compensación
Editorial: Hay que valorar al trabajador

El capital humano es una pieza fundamental en una empresa. El trabajador es quien con sus manos y su talento hace realidad las ideas más ingeniosas y los proyectos más rentables. Sin embargo, su valorización está muy por debajo de lo que debería ser de acuerdo a su aporte.

Uno de los problemas es la brecha de compensación que existe dentro de una empresa. Las diferencias entre un empleado medio y el jefe ejecutivo (CEO) son naturales dadas las diferentes responsabilidades, pero en una época existía una correlación entre uno y otro que hoy ha desaparecido. La ganancia para los inversionistas muchas veces se hace reduciendo los costos laborales, que se refiere a los empleados pero no, por ejemplo, al CEO, que también es un empleado como cualquier otro aunque bien pagado.

Algunos ejemplos de esta brecha se ve en el operador de cable Discovery, en donde su CEO David Zaslav, recibió el año pasado 155 millones de dólares lo que equivale a 1,951 veces más que un trabajador medio en la misma compañía. Casos similares son los CEOs de los restaurantes Chipotle y la cadena de farmacias CVS que en 2014 recibieron 28.9 millones de dólares y 32.4 millones, respectivamente, en ambos casos fue mil veces superior a los trabajadores medios de ambas compañías, según un estudio de Glassdoor. La reforma financiera Dodd-Frank ahora exige acertadamente que se haga público estas gigantescas diferencias de compensación.

Las cifras indican que la brecha salarial existe en la compensación en otras áreas como entre hombres y mujeres al igual que entre anglos y minorías. Hay brechas que son explicables, pero difíciles de aceptar.

Lo totalmente inaceptable es la explotación de los trabajadores indocumentados que, por carecer de papeles, los empleadores inescrupulosos se aprovechan de ellos. El robo del salario, la amenaza de denunciarlos a las autoridades de inmigración y la falta de protección para realizar labores peligrosas son solo algunas de los abusos que padece esta gente. la explotación continuará si no hay una reforma migratoria integral que dé tranquilidad a estos trabajadores.

En el Día del Trabajo es una manera de celebrar al trabajador. Creemos que el respeto diario y la valorización de la labor que realizan es mucho mejor.