Hamilton gana con polémica incluida

La FIA investiga la presión de los neumáticos del piloto antes de declararlo ganador en Monza
Hamilton gana con polémica incluida
Lewis Hamilton logró su Victoria 40 en el circuito de Monza, Italia. /EFE

Lewis Hamilton se quedó con la victoria del Gran Premio de Italia de la Fórmula Uno.

Los comisarios de la FIA decidieron no penalizar al equipo Mercedes por no respetar la presión mínima de los neumáticos antes de la carrera, por lo que el británico recibió la confirmación de su triunfo, más de tres horas después de finalizada la carrera.

Esto significa que no habrá movimientos en el podio, dejando a Sebastian Vettel en el segundo sitio y a Felipe Massa en el tercero.

Sergio Pérez se queda con el sexto puesto.

Los comisarios de carrera, justo antes del inicio, identificaron las presiones de los neumáticos de los dos Mercedes y los dos Ferrari, después lo compararon con las presiones recomendadas por el fabricante Pirelli, proveedor de todas las gomas en la F1.

La presión del neumático trasero izquierdo de Hamilton “era inferior a 0.3 bar de presión mínima” recomendado por Pirelli, lo que pudo ser considerado como una infracción en el reglamento.

“Después de haber escuchado del Delegado Técnico, los representantes de Mercedes y el ingeniero de Pirelli en el equipo, los comisarios han determinado que la presión en los neumáticos en cuestión estaban en la presión mínima de inicio recomendada por Pirelli.

“Además, los comisarios están satisfechos de que el equipo siguió el procedimiento especificado, bajo la supervisión del fabricante, para la seguridad de los neumáticos. Por tanto, los Comisarios Deportivos decidieron no tomar ninguna acción adicional. Sin embargo, los Comisarios Deportivos recomiendan que el fabricante de los neumáticos y la FIA celebrar nuevas reuniones para proporcionar una orientación clara a los equipos en los protocolos de medición”, informó la FIA.

La decisión de FIA ya está siendo criticada en redes sociales, principalmente por los distintos criterios utilizados para juzgar, por ejemplo en la carrera de la GP2 Series, Mitch Evans, fue descalificado por no cumplir con el límite de presión en las ruedas.

Todo este asunto generó el hashtag #deflagate2 en redes sociales, recordando el escándalo del “Deflagate” del cual salió bien librado el quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra, Tom Brady, quien había sido suspendido por la NFL por desinflar balones en la Final de la AFC, la temporada pasada.