Un lugar seguro después de la escuela

Desde 1988, el programa LA’s BEST ofrece recreación y enriquecimiento académico a las familias angelinas
Un lugar seguro después de la escuela
Después del horario escolar, los niños reciben ayuda con la tarea y realizan actividades divertidas.

Todos los niños deberían tener acceso a un lugar seguro y supervisado cuando salen de la escuela. Si dicho lugar a su vez les ofrece recreación y enriquecimiento académico y extracurricular, aun mejor. Este concepto fue lo que motivó al Alcalde Tom Bradley a crear, en 1988, el programa LA’s BEST. El programa nació en respuesta al alarmante número de niños que durante las horas críticas de 3:00 p.m. a 6:00 p.m. estaban solos en sus hogares, sin la supervisión de un adulto.

Veintisiete años después, LA’s BEST (lasbest.org) sigue ofreciendo supervisión gratuita a más de 25,000 niños de 5 a 12 años de edad, en 194 escuelas primarias ubicadas en barrios de bajos recursos, con estudiantes de bajas calificaciones, o vulnerables a actividades de pandillas, drogas y crimen.

Muchos niños no tienen supervisión de un adulto durante las vulnerables horas de 3:00 p.m. a 6:00 p.m.
Muchos niños no tienen supervisión de un adulto durante las vulnerables horas de 3:00 p.m. a 6:00 p.m.

“Los padres que tienen que salir a trabajar fuera del hogar quieren que sus hijos estén un ambiente seguro, cálido y sano”, indicó Eric Gurna, Presidente y Director ejecutivo de LA’s BEST. Pero el programa que se ofrece en escuelas donde el 90% de los estudiantes tienen almuerzo reducido, es mucho más que cuidado de niños. Al terminar el horario escolar, los estudiantes reciben ayuda con la tarea, participan en actividades para mejorar sus habilidades de lectura y matemática, se divierten y juegan bajo la supervisión de personal entrenado y disfrutan de bocadillos saludables.

LA’s BEST organiza eventos como ferias de ciencia y visitas a campus universitarios para introducir a los más pequeños al sistema educativo superior. El programa también incluye talleres de responsabilidad ciudadana y de cibernética.

“En la actualidad, los niños viven en un mundo digital y tienen que lidiar con problemas, hasta hace poco desconocidos como el Bullying cibernético”, señaló Gurna. “Aceptamos y adoptamos todos los avances digitales, pero no queremos fomentar una generación de consumidores, sino de futuros creadores”, explicó.

“Otro componente del programa es que los estudiantes tienen la oportunidad de relacionarse con otras maestras y adultos fuera de su familia”, señaló Gurna y explicó que los consejeros de LA’s BEST son jóvenes de la misma comunidad, que actúan como mentores y modelos de los niños. “El hecho de que los padres tienen que firmar para poder recoger a los niños, le permite al personal interactuar con la familia del estudiante y responder a sus inquietudes y necesidades”.

Para más información, o si estás interesado en que tu niño participe del programa LA’s BEST puedes visitar: http://www.lasbest.org.