Niña al Papa: “Tengo miedo que se lleven a mis papás” (VIDEO)

Niñas le piden al Papa Francisco que interceda por una reforma migratoria ante el Congreso durante su visita a Estados Unidos

Tres niñas de una delegación de 18 personas que viajarán a Washington para reunirse con el Papa Francisco dijeron que harán lo posible para que el Sumo Pontífice comprenda que sus vidas están en juego si no se aprueba una reforma migratoria que permita que sus padres permanezcan legalmente en Estados Unidos.

“Yo quiero decirle al Papa que mi corazón está muy triste porque tengo miedo de que un día el ICE se lleve a mis papás. Yo tengo derecho de vivir con mis papás”, dijo Sofie Cruz, de 5 años, descendiente de índigenas oaxaqueños.

Ella agregó que los inmigrantes como su padre “alimentan este país por lo tanto merecen vivir con dignidad. Merecen ser respetados. Merecen una reforma migratoria porque a mí país le conviene y porque se lo han ganado trabajando muy duro en la pizca de naranjas, cebollas, sandías y muchos vegetales más”.

Mira el video

Esta elocuente niña que acaba de comenzar el kinder, le preocupa que un día ICE llegue a la fábrica a donde trabaja su padre y ya no regrese.

Su preocupación es compartida con Evelyn Calderón, de 9 años, y Angela Zamorano, de 12, las otras dos niñas que expresaron el miedo que sienten cada día de saber que en cualquier momento su vida en Estados Unidos terminaría si sus padres -quienes son el sostén de sus hogares- son deportados.

Poder abrazar y besar a mi papá al final del día laboral es lo mejor de mi día“, dijo Evelyn, hija de padres mexicanos.

Para Angela, una reforma migatoria significaría que por primera vez podría viajar con sus padres a El Salvador y Chile para conocer a sus abuelos.

“Uno de mis grandes sueños es tener a mi familia unida”, dijo Angela.

Niños le piden al Papa Francisco que interceda por los inmigrantes durante su visita a Estados Unidos. /Yurina Melara

Gloria Saucedo, directora de Hermandad Mexicana de Panorama City, estima que hay unos 200,000 niños estadounidenses que han tenido que irse a vivir a México con sus padres, ya que estos han sido deportados.

“A los 18 años estos niños regresan a buscar la vida en Estados Unidos como cualquier otros inmigrante. A hacer trabajos pesados y mal pagados porque a pesar que son ciudadanos americanos no hablan inglés o no han terminado la secundaria”, dijo Saucedo.

Este grupo de personas que viajará a Washington DC, abogará por el DAPA (Acción Diferida para los padres de niños nacidos en Estados Unidos).

El Papa Francisco visitará el capitolio el 23 de septiembre y de ahí se dirigirá a  Philadelphia y la ciudad de Nueva York.