Investigan homicidio-suicidio de bombero y su esposa, agente del Sheriff

El bombero la asesinó y luego fue a una estación de bomberos y se quitó la vida
Investigan homicidio-suicidio de bombero y su esposa, agente del Sheriff
Hoschett (izq.) fue asesinada por su esposo, Taylor.

La muerte a tiros de una agente del Sheriff por parte de su esposo, un bombero que luego se suicidó, ha dejado muchas interrogantes y pocas respuestas que las autoridades intentan deslumbrar.

Cecilia Hoschett, de 32 años, quien trabajaba en el Centro de Recepción de Presos en la cárcel central de Los Ángeles, fue muerta a tiros en su casa de La Canada Flintridge el domingo por la noche. El supuesto responsable del hecho es el bombero del condado de Los Ángeles James M. Taylor, quien luego se quitó la vida en Pacoima.

wifelasd
Cecilia Hoschett, de 32 años, exagente del LASD.

Antes de suicidarse, Taylor llevó al hijo de 6 años de la pareja a la casa de un familiar, informaron las autoridades.

El presunto agresor formó parte del Departamento de Bomberos de Los Ángeles por cinco años y la víctima fue alguacil del Departamento del Sheriff de Los Ángeles por dos años.

De acuerdo con los primeros reportes en el domicilio se escucharon gritos y un disparo de arma de fuego que mató en el lugar a la mujer.

El bombero, después de la acción, aún llevó a su hijo de seis años que se encontraba en el domicilio con uno de sus familiares y después se dirigió a la estación de bomberos en Pacoima.

husbandfire
James M. Taylor, exbombero de la estación de Pacoima.

Ahí el bombero se dio un disparo mientras se encontraba en el interior de un vehículo oficial.

“El bombero paramédico James M. Taylor trabajó para el Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles por seis años y estaba asignado a la bodega en Pacoima. Hoy es un día triste para todo el Departamento de Bomberos, extendemos nuestras condolencias a la familia y amigos que enfrenta esta pérdida”, indicó Daryl Osby, jefe del Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles en un comunicado luego de la tragedia.

Por su parte, el Sheriff de Los Ángeles Jim McDonnell indicó que “perdimos a una maravillosa agente”.

“La alguacil Cecilia Hoschett impresionaba a todo el que la conoció en el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles con su actitud positiva y de ayuda en su trabajo. Ella disfrutaba ser una alguacil y realmente le gustaba lidiar con la gente. Ella deja a un hijo de seis años a quien amaba. La extrañaremos“, indicó también en un comunicado.