Los ataques de nervios e insultos de Djokovic que sonrojaron a su esposa

Estos raptos de ira son una marca registrada del tenista en el US Open; la mujer del serbio no quiso traducir los improperios que había lanzado al aire Nole
Los ataques de nervios e insultos de Djokovic que sonrojaron a su esposa
Novak Djokovic no podía ocultar sus gestos de coraje. Foto: EFE.

Nadie discute las condiciones tenísticas, espirituales y atléticas de Novak Djokovic , el número 1 del circuito. Nadie debería hacerlo, claro. El serbio, ganador de 54 títulos (9 de Grand Slam), en la madrugada neoyorquina superó al español Feliciano López por 6-1, 3-6, 6-3 y 7-6 (2), consiguiendo un lugar en las semifinales del Abierto de los Estados Unidos por noveno año consecutivo, una marca fabulosa. Su próximo rival será el croata Marin Cilic, defensor del título. Pero al margen de tantos atributos y estadísticas positivas, llama la atención los recurrentes ataques de nervios que Nole exhibe en la cancha, sobre todo cuando pierde algún set o el público alienta al rival de turno.

Lee: Serena se decide en el tercer set para sortear el obstáculo de su hermana

Cuando perdió el segundo parcial frente al toledano López, Djokovic, furioso, inmediatamente se quitó la remera antes de llegar a su silla. Se sentó, ya con el torso desnudo, y le pegó varios raquetazos a su bolso. No fue la primera vez en reaccionar así. Unas horas antes, por los octavos de final, cuando otro español, Roberto Bautista Agut, le ganó 6-4 el segundo set (Nole triunfó 6-3, 4-6, 6-4 y 6-3), el líder del tour regresó a su asiento y quebró una raqueta a los pisotones. Antecedentes de este tipo hay diversos, especialmente en Roland Garros, el único Grand Slam que no ganó.

En la final de 2012, ante Rafael Nadal, el balcánico rompió un cartel publicitario contiguo a su silla del Philippe Chatrier. Dos años más tarde, en 2014, en las semifinales con el letón Ernests Gulbis, Djokovic ganó con autoridad los dos primeros sets (6-3 y 6-3), pero perdió el cuarto (3-6) y quebró su raqueta contra la superficie anaranjada. El público reprobó más de una vez a Djokovic por estas actitudes. Así como muchas veces luce irascible, también tiene momentos payasescos y suele participar de acciones solidarios y en cuanto Kid’s Day lo invitan.

Entérate: Vinci va a semifinales por primera vez en su carrera

Ante Feliciano López en el Arthur Ashe, además, se dio una acción particular, porque luego de golpear su bolso con la raqueta, se tapó el rostro con la toalla y, mirando con rabia hacia el rincón donde se encontraban su equipo de trabajo y su mujer, Jelena Ristic, lanzó varios insultos. John McEnroe, en la transmisión de TV, al darse cuenta que Ristic estaba escuchando sus comentarios por el auricular, le preguntó si podía traducir lo que había dicho su marido, pero la mujer del número 1 se negó sonriendo.

https://platform.vine.co/static/scripts/embed.js

“Varias veces me enfado conmigo mismo. Soy un jugador que muestro mis emociones. No estoy diciendo que es la forma correcta de reaccionar, de expresar las emociones. A veces uno no está orgulloso de lo que hace. Pero lo importante es serenarte y recuperar la concentración”, explicó Nole, el hombre de sangre caliente que sigue pisando muy fuerte en el circuito.

TE RECOMENDAMOS

Fútbol: Tuca Ferretti confía en entregar buenas cuentas con el Tri

Video: Basquetbolista rompe bandera de Serbia y se disculpa

Béisbol: Con Kershaw en plan dominador, los Dodgers también le ganan el segundo a los Angels