Padres de los 43: EPN dijo sí a la reunión, pero ni se nos ha acercado, ni ha dicho cuándo

Los familiares de los normalistas le pidieron a Enrique Peña Nieto garantías para que el caso se resuelva y se encuentre con vida a sus hijos, pues, declararon, no confían en la institución que emitió la llamada “verdad histórica”
Padres de los 43: EPN dijo sí a la reunión, pero ni se nos ha acercado, ni ha dicho cuándo
Foto: Twitter

A horas que se cumpla el plazo para entablar una reunión con el Presidente Enrique Peña Nieto, los padres de familia de los 43 normalistas de Ayotzinapa denunciaron que no ha surgido ningún acercamiento formal por parte del gobierno, a pesar que el mandatario federal aceptó dicho encuentro.
Durante un foro realizado en el Colegio de México (Colmex), Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio,, informó que no les han dicho nada de la mesa de diálogo con el Presidente Peña Nieto. Además, adelantó que como parte de la jornada de protesta se llevará a cabo un ayuno a partir de las 19:00 horas del 23 de septiembre próximo.
“[El Presidente] ya dijo que se va a reunir con nosotros pero no nos han dicho nada todavía. Estamos esperando a ver cuándo. La [reunión la] pedimos para antes del 10 [de septiembre] pero nada aún. A ver si nos dicen una fecha en las próximas horas”, comentó la integrante del Comité de Padres de Familia que piden la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, hace casi un año.
Por su parte Clemente, otro padre de familia de los jóvenes, aseguró que al principio hubo llamadas por parte de algunos funcionarios de bajo rango, pero refirió que no ha habido nada en concreto. Sin embargo, indicó que espera que la reunión con el Presidente se realice el viernes 10 de septiembre.
La petición de hablar con el Jefe del Ejecutivo Federal surgió luego que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (GIEI-CIDH) diera a conocer su informe sobre el caso y determinara que los muchachos no había sido asesinados y quemados en el basurero de Cocula como lo indicaba la versión oficial de la Procuraduría General de la República (PGR).
Los familiares de los normalistas le pidieron a Enrique Peña Nieto garantías para que el caso se resuelva y se encuentre con vida a sus hijos, pues, declararon,  no confían en la institución que emitió la llamada “verdad histórica”.
En respuesta, el lunes de la presente semana el Presidente Peña Nieto dijo estar dispuesto a sostener una nueva reunión con los padres de los 43 estudiantes. En un acto público en el estado de Puebla, el mandatario expresó su “total disposición” para sostener dicho encuentro.
Peña Nieto aseguró que desde la desaparición de los estudiantes en la ciudad de Iguala el 26 de septiembre de 2014 el Gobierno ha estado “cerca de los padres”, y reiteró “la invariable y permanente disposición” de acompañar y apoyar a los familiares de los jóvenes.
Entre las demandas actuales de los familiares de los normalistas se encuentran: la reestructuración de la investigación tomando como base el informe de los expertos de la CIDH, que se reanude la búsqueda de los jóvenes contemplando las pautas y puntos fijados por loa científicos, y dar verdad y justicia a los 43, familiares y al pueblo de México.

GIEI PLANTEA COLABORACIÓN DE EEUU 

Senadores de la República se reúnen con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para analizar el informe del caso Iguala, respecto de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.
Carlos Martín Beristáin, del GIEI, dijo que ha sido indispensable en esta investigación que han realizado, la confianza que han tenido los familiares de las víctimas, así como la indagatoria que ya estaba en el expediente y las propias averiguaciones y peritajes que han realizado.
Indicó que en el informe que presentaron se deja claro que no se trataba de jóvenes confundidos con narcotraficantes, que iban a atacar a un grupo armado o que boicotearían un acto político. Asimismo planteó la posibilidad de que las autoridades estadounidenses pudiesen colaborar con información sobre la supuesta transportación de heroína en el quinto autobús.
“Ustedes ya conocen del quinto autobús, los conocimientos a través de información que existe en registro de Estados Unidos sobre la existencia de tráfico de heroína, entre Iguala y Chicago, a partir de la existencia de autobuses que pueden llevar estos estupefacientes es una realidad, es investigado en Estados Unidos”, dijo Beristáin.
Explicó que aunque la investigación realizada por el Grupo de Expertos no se refiere a al existencia de droga en ese autobús, los testimonios recopilados plantean esa sugerencia. “Nosotros no decimos qué había ahí, no hemos dicho qué había, lo que señalamos es que es una hipótesis muy fuerte”, dijo.
El experto dijo que esa hipótesis les ayuda a entender por qué ese autobús no existía, “por qué ese autobús no aparecía en el expediente y por qué cuando aparecía el relato era distinto, y por qué la bitácora era diferente”, detalló.
Indicó que en las investigaciones que se han realizado sobre el caso, el GIEI encontró un documento en el que el chofer del quinto autobús escribió una bitácora que coincidía con el relato de los normalistas.”Había un documento manuscrito, hecho por el chofer del autobús, del día de los hechos, en el que corroboraba totalmente la versión que nos habían dado los estudiantes”, explicó.