La historia del hombre detrás de la leyenda Serena Williams

Hace tres años, la carrera de Serena Williams atravesaba una crisis; entonces encontró en Patrick Mouratoglou un notable relanzador; de buen humor, apasionado y motivador, el coach francés se inspira en José Mourinho, entre otros
La historia del hombre detrás de la leyenda Serena Williams
Foto: Archivo

Cuando Serena Williams se derrumbó en la primera rueda de Roland Garros 2012 frente a Virginie Razzano, por entonces 111° de la WTA, se sospechó que el final de su riquísima carrera estaba cerca.

Luego de haber ganado en cada court del circuito que pisó y tras haber superado una enfermedad pulmonar y un extraño accidente en un restaurante -dijo haber sufrido profundos cortes en los pies tras pisar vidrios rotos-, la estadounidense no lucía demasiadas intenciones de seguir corriendo, luchando, golpeando.

ENTÉRATE: Halep se cita con Pennetta en su primera semifinal del US Open

Algo frágil y aturdida, se aisló unos días en París, ciudad que la encandila y donde es propietaria de un piso. Buscó un sitio para practicar y se contactó con Patrick Mouratoglou, cuya adolescencia estuvo marcada por Björn Borg, pero no logró tener una destacada carrera como tenista profesional y se especializó como formador. Propietario de una reconocida academia en Niza, fue entrenador de Grigor Dimitrov, Jeremy Chardy, Yanina Wickmayer y Marcos Baghdatis, entre otros.

Química, fortuna, buena voluntad, electricidad, trabajo, amor -se los vinculó sentimentalmente, aunque luego lo desmintieron-. Vaya a saberse cuál fue la razón, pero desde que la menor de las Williams adoptó los métodos del francés, sus resultados brillaron todavía más.

La morena se renovó, les dio una vuelta de tuerca a sus aspiraciones. Los números no mienten. Antes de tener a Mouratoglou como conductor, el récord de la número 1 del mundo era de 523 triunfos y 107 derrotas (83%), 13 títulos de Grand Slam sobre 47 posibles (27,7%) y un 65,3% de efectividad frente a las Top 10 (111 éxitos y 59 derrotas). Sin embargo, con Mouratoglou acumula 213 triunfos y 15 derrotas (93,4%), ocho trofeos de Grand Slam sobre 13 posibles (61,5%) y una efectividad del 91,2% ante las mejores diez del tour (52 victorias y 5 derrotas).

LEE: Serena se decide en el tercer set para sortear el obstáculo de su hermana

Verdaderamente, una sociedad que hace ruido y que todavía puede seguir creciendo, porque si pasado mañana Serena conquista el US Open -hoy, por las semifinales, se medirá con la italiana Roberta Vinci- será la primera tenista en conseguir los cuatro grandes en una temporada desde que lo hiciera la alemana Steffi Graf en 1988.

Risueño, apasionado y motivador, Mouratoglou es hijo de un importante empresario fundador de una compañía de energía renovable. Su padre lo acompañó en el crecimiento deportivo, pero intentó que tomara el tenis sólo como algo recreativo y en el futuro asumiera la conducción de la firma familiar.

El actual coach de Serena debió lidiar con ello. Se frustró y estudió administración. Pero nunca perdió de vista las raquetas. Nunca. En una oportunidad, ya decidido a vivir de entrenar tenistas, les confesó a sus amigos que quería convertirse en el mejor del mundo en esa función. “Se rieron, me dijeron que estaba delirando. Lo cual era cierto. Pero acá estoy, algo hice, ¿no?”, dice hoy, a los 45 años, con un currículum que más de un veterano de los courts envidiaría. Tiene dos referentes en los que se apoya: el técnico portugués de Chelsea, José Mourinho, y Tony Robbins, un estadounidense de origen croata impulsor de la autosuperación, que ayudó a famosos deportistas, políticos y empresarios. Tiene una filosofía de vida: “Estamos en la tierra por un corto período de tiempo.

Hay tantas cosas por descubrir, por lograr, tantas emociones para compartir que me gustaría vivir tres vidas en una. Yo vivo mi vida al 100% y quiero estar orgulloso de lo que he logrado”.

VIDEO: Los ataques de nervios e insultos de Djokovic que sonrojaron a su esposa

Canalizar la fiereza de Serena fue uno de sus principales desafíos. La calmó. Lo consiguió. Cuando su academia en la costa azul francesa tomó notoriedad, inmediatamente lo compararon con Nick Bollettieri, el gurú del desarrollo tenístico cimentado en Bradenton, la Florida. Pero Mouratoglou quiso despegarse de esa hipotética semejanza, ya que las técnicas del estadounidense suelen estar muy ligadas a la severa disciplina y a la enseñanza colectiva.

El europeo dice pregonar otros factores, algo más flexibles, y hacer un trabajo personalizado. Eso puso en marcha con Serena. Y le devolvió las ganas de competir, de ganar. “Yo pienso que cada jugador debe ser tratado como un individuo para que sea capaz de rendir al máximo. Ser coach es la más fascinante aventura humana.

Se trata de entender y de descubrir al otro, y entrar en su universo. Me gusta la gente y soy un apasionado de la idea de ir a su encuentro para descubrirlos. Es el mejor trabajo del mundo: ayudar a las personas para alcanzar sus metas y hacer sus sueños realidad. Y Serena está mentalizada para seguir escribiendo la historia grande”, afirma Mouratoglou, el hombre detrás de la leyenda.

TE RECOMENDAMOS

Golpe de gracia: Mets le ganan otra vez a nacionales y se escapan

Kick off en la NFL: calendario de la temporada 2015

VIDEO: ‘Big Papi’ conectó su vuelacercas 498