Niños asesinados vivían en coche con su padre

Aseguran familiares que el hombre y sus hijos no contaban con hogar
Niños asesinados vivían en coche con su padre
Los pequeños Luis, Juan y Alex Fuentes.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El sospechoso de asesinar a sus tres hijos y de provocarse heridas a sí mismo dentro de un auto en el sur de Los Ángeles, continuaba ayer hospitalizado, mientras las autoridades no lograban aún determinar los motivos de una tragedia que ha conmocionado a angelinos.

091015_14_Young Brothers Murder
Flores, veladores, imágenes y mensajes nostálgicos yacen en el lugar donde fueron encontrados sin vida.

Sin embargo, familiares y conocidos de Luis Fuentes, quien aún no ha sido oficialmente identificado, aseguran que este atravesaba serios problemas financieros y emocionales.

El pastor Juan Carlos Mendez dijo a la estación KTLA que Fuentes no tenía trabajo y que sus hijos vivían con él dentro de la camioneta tipo SUV donde fueron encontrados sin vida.

El sur de la ciudad de Los Angeles se ve envuelto en una ola de violencia.
El sur de la ciudad de Los Angeles se ve envuelto en una ola de violencia.

Los menores Luis, Alex y Juan Fuentes, todos entre las edades de 8 a 10 años, fueron identificados por el médico forense la tarde del jueves.

“Los tiempos son difíciles para todos pero eso no es excusa para hacerle algo así a tres menores que no se pueden defender”, dijo Ari Girona, un amigo de la familia a la estación televisiva.

Los menores fueron encontrados la mañana del miércoles, justo antes de las 7 a.m., dentro de la camioneta con heridas de arma blanca, y todos sin vida. También se encontró al padre de los menores en el asiento del conductor, con una herida en el pecho, aparentemente, autoinfligida, aunque ese dato aún se investiga, aclaró el jefe de la Policía de Los Ángeles (LAPD), Charlie Beck.

Cientos de veladoras cubren la escena del crimen.
Cientos de veladoras cubren la escena del crimen.

El hallazgo lo realizó John Sorrentino, el dueño de una mueblería ubicada cerca de la escena del crimen en la cuadra 300 de la calle East 32nd. Primero, relató el hombre, no vio nada raro a distancia, pero al acercarse al auto se percató de la terrible tragedia.

“Lo primero que me llamó la atención fue el hombre ensangrentado en el lado del conductor, cuando me acerqué me di cuenta que había un niño con camisa blanca con el pecho ensangrentado y los ojos medio abiertos”, dijo Sorrentino.

Pero la historia de terror continuó cuando el testigo vio la pierna de un niño que salía del baúl del vehículo.

“Se notaba que era la pierna de un niño pequeño, de una criatura. Todo esto fue muy duro. El papá obviamente tenía heridas que él mismo se había hecho. No había ninguna señal de que alguien más hubiera intentado meterse al vehículo“, agregó Sorrentino.

091015_1_Young Brothers Murder

La familia comenzó una campaña en GoFundMe para ayudar con el gasto de servicios fúnebres de los pequeños. Esperan poder enterrar a los tres menores junto a su madre. Para donar, visita el enlace: http://www.gofundme.com/yk3tdup4