¿Qué es un poder legal y qué alcance tiene el fiduciario?

El apoderado debe recordar que está actuando a favor de la persona o beneficiarios a los que representa

Cuando una persona no puede administrar sus bienes o dinero, ya sea por encontrarse incapacitada o fuera del país, un amigo o familiar puede hacerlo a su nombre mediante un poder legal. La persona con el poder legal se convierte en fiduciario o apoderado.

A través de un poder legal, la persona representada demuestra al fiduciario o apoderado que confían en él o ella para que sea su administrador. La persona a quien se le otorga el poder legal deberá actuar responsablemente a favor de quien le ha confiado esa misión.

El fiduciario o apoderado deberá mostrar sentido común y tomar decisiones basadas en información clara y específica sobre cualquier situación. Debe recordar que está actuando a favor de la persona o beneficiarios a los que representa.

También debe saber hasta dónde llegan sus responsabilidades como apoderado, ya que debe respetar los límites del poder que recibió y no realizar transacciones o decisiones que no le competen.

Los bienes de la persona que representa deben mantenerse separados de los suyos, evitando especialmente la mezcla del dinero en las cuentas personales, propiedades o cualquier otro bien que deba administrar a nombre de la otra persona.

Nunca deben olvidar llevar registros completos sobre las operaciones que realiza, ya que los registros incorrectos o incompletos podrían ocasionarle problemas, no solo con la persona a quien representa sino también con la Policía o representantes del gobierno.

El apoderado debe estar alerta a cualquier señal de explotación financiera hacia la persona que representa, especialmente si es un anciano. Debe estar pendiente de las pérdidas de dinero o propiedades, de nuevas cuentas abiertas o cambios de nombre en las cuentas sin haber sido notificado o de cualquier cambio en la conducta de su protegido, especialmente en los gastos.

Para delegar poder legal en otra persona, el interesado debe obtener una forma, que puede obtenerse en el Internet con el nombre de Power of Attorney (POA).

Deben llenarla cuidadosamente con los datos de la persona que desea ser representada y los del que se convertirá en apoderado. Si desea que no tenga fecha de caducidad, puede dejar el espacio para esa información en blanco o colocar una fecha si desea que sea temporal.

El documento debe estar notarizado, por lo cual las dos personas deben firmar el documento frente a un notario. Es recomendable preguntar por servicios notariales en edificios gubernamentales, entidades bancarias o en organizaciones reconocidas que ofrezcan este tipo de asesoría.