Cotto y ‘Canelo’ se olvidan de los modales y lanzan insultos

El boricua llamó "cobarde" a su rival luego de que el equipo del mexicano lo criticara

La cortesía y amabilidad que Miguel Cotto y Saúl “Canelo” Álvarez demostraron durante la gira promocional para su combate del 21 de noviembre, es cosa del pasado.

Cotto (40-4 y 33 KOs), monarca de las 160 libras del CMB, respondió con duras palabras a los recientes comentarios de Eddie Reynoso y su papá, José “Chepo” Reynoso, entrenadores de Álvarez (45-1-1).

Los Reynoso calificaron de “bulto” a los tres últimos oponentes de Cotto: el dominicano Delvin Rodriguez; el argentino Sergio Martínez, a quien arrebató el cetro de los medianos del CMB, que tiene en su poder; y el australiano Daniel Geale; a quienes venció con Freddie Roach en su esquina.

Cotto acudió a Roach tras perder el título superwelter de la AMB ante Austin Trout en el Madison Square Garden, en diciembre de 2012. Y el campeón boricua atribuye a Roach su resurgimiento.

“Andan diciendo que (a) Miguel Cotto lo ha cambiado Freddie Roach… ¡por favor! Los últimos peleadores que le han puesto, las últimas tres veces, han sido unos bultos”, habría declarado Eddie Reynoso, hace unos días.

“Durante toda la gira promocional Saúl y los Reynoso estuvieron muy amistosos y cordiales”, dijo Cotto  en declaraciones al diario El Nuevo Día de Puerto Rico, agregando que en la primera oportunidad que tuvieron “abrieron la boca para hablar mie…a”.

“El hombre que aprovecha la ausencia de su rival para abrir la boca es un cobarde”, agregó Cotto sobre “Canelo”.

“Freddie se ha convertido en la bujía principal en la carrera de Miguel Cotto”, añadió el monarca boricua, quien considera que Roach puede ser considerado como el “Entrenador del Año”.

“El Orgullo de Caguas” dijo que “Canelo”, en cambio, puede alardear de que Reynoso lo mantuvo invicto en 42 peleas, pero “cuando le echaron el primer gran reto, lució como un novato”, en referencia a la derrota ante Floyd Mayweather Jr.,  hace dos años, en la primera mancha en la carrera del jalisciense. “Y con ese simple asunto ¿cuál es entonces su pedigrí?”, cuestionó Cotto.