Donald Trump, humillado por la única mujer entre candidatos republicanos

Carly Fiorina logró domar al grandilocuente Trump en el debate del miércoles y este, por primera vez, se retractó de sus anteriores comentarios sobre "la cara" de la candidata.
Donald Trump, humillado por la única mujer entre candidatos republicanos
Donald Trump fue avergonzado por Carly Fiorina en el debate republicano.

Donald Trump nunca pide perdón ni se retracta de los extravagantes comentarios que hace sobre las mujeres, los inmigrantes, otros países o los periodistas que lo confrontan.

Pero en el debate de este miércoles, la única mujer en el grupo de republicanos, Carly Fiorina, hizo que el grandilocuente millonario enrojeciera y se humillara, al tratar de subsanar sus anteriores comentarios sobre la apariencia de la candidata.

Todo ocurrió cuando el moderador del debate se refirió a comentarios hechos por Trump hace unos días en los que se refería a Fiorina. “Miren esa cara, ¿ustedes creen que alguien con esa cara puede ser presidenta de Estados Unidos?”.

En el debate, el moderador Jack Tapper le dijo a Fiorina que “hiciera el comentario que quisiera sobre la apariencia de Trump”.

Pero en vez de hacerlo, Fiorina logró uno de los aplausos más fuertes de la noche en la sala del debate, cuando con toda tranquilidad dijo que “creo que las mujeres en todo este país escucharon muy claramente lo que el sr. Trump dijo”.

La cara de Trump estaba en la pantalla cuando Fiorina habló. Y Trump enrojeció, miró en otra dirección y suavizó su cara con una leve sonrisa, antes de pedir la palabra y decir:  “Creo que ella tiene una bella cara y que es una mujer hermosa”, dijo.

Sylvia Manzano, politóloga y una de las directoras de la firma Latino Decisions, indicó que la dinámica que Fiorina está viviendo no es nueva para ella ni tampoco para muchas mujeres en el campo profesional, político o laboral.

“Ella se defendió, pero convirtió su respuesta en algo relevante para otras mujeres. Muchas mujeres pueden identificarse con esa experiencia en la cual se comenta sobre su apariencia, sobre todo al llegar a cierta edad”, dijo Manzano. “No se si esto resuena para las mujeres republicanas, pero el aplauso en la sala del debate puede ser una señal”.

Fiorina ha estado divulgando un video en el cual responde a Trump y dice: “Mira esta cara, es la cara del liderazgo, es una cara de 61 años y no me avergüenzo de ninguna arruga”.

“Nadie comenta sobre la apariencia de los candidatos hombres, generalmente ese es un tema que nunca se toca”, dijo Manzano.

Sin embargo, Fiorina sigue sin moverse mucho en las encuestas, aunque su aprobación creció tras el primer debate y ahora podría crecer algo bajo el segundo. Manzano no cree, sin embargo, que los votantes que Fiorina pueda atraer sean los que hoy apoyan a Trump.

“Estos votantes de Trump quieren un gran muro fronterizo. Quieren otras cosas que el les está proporcionando”, dijo la politóloga. “No creo que el intercambio con Fiorina le haga perder ese apoyo”.

Entretanto, la precandidata demócrata Hillary Clinton comentó al respecto a través de su cuenta de twitter que “Donald Trump debe dejar de elogiar a las mujeres y empezar a respetarlas”.

NOTICIAS DE LAS ELECCIONES EN 2016

Alrededor de la web