La Iglesia cubana y los Castro, una relación llena de altibajos

Pese a las tensiones, el cardenal Ortega obtuvo algunas concesiones por parte del gobierno
La Iglesia cubana y los Castro, una relación llena de altibajos
Cardenal Jaime Ortega

CUBA,La Habana – Cinco años antes de la visita del papa Francisco, en abril de 2010, la Iglesia de Cuba y el gobierno de Raúl Castro iniciaron el diálogo que hoy continúa.

Entonces, el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega intervino para superar el conflicto con las Damas de Blanco, el movimiento que reúne a familiares de presos políticos en la isla. Así lo explicó Orlando Márquez, vocero del cardenal, quien reúne el récord de ser el único arzobispo en todo el mundo en recibir a tres papas: Juan Pablo II (1998), Benedicto XVI (2012) y, ahora, Francisco.

Raúl Castro respondió positivamente al pedido del cardenal Ortega y ahí se inició un diálogo que aún continúa“, explicó Márquez, que tiene a su cargo el funcionamiento de la oficina de prensa montada por la visita de Francisco. El fruto de ese diálogo inicial fue la liberación de 126 presos políticos. “La mayoría emigró con su familia, muchos de ellos a España, y 12 decidieron permanecer y están todavía”, reveló.

Lee también: El papa ve esperanza de diálogo entre EEUU y Cuba (Fotos y Videos)

Como consecuencia de ese diálogo, que tiene oscilaciones, el régimen de Castro comenzó a restituir unos 80 templos en todo el país, que habían sido ocupados después de la Revolución de 1959 y tuvieron otros destinos. “Fueron ocupados por el Estado porque los sacerdotes emigraron o porque formaban parte de centros educativos. Se inició un proceso para devolverlos, lo que no es fácil, porque muchos están en condiciones precarias y ello significa, incluso, un desafío económico para la Iglesia”, ejemplificó el vocero.

La relación de la Iglesia con las autoridades cubanas tiene algunas particularidades, ya que se da a través de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, que pertenece al aparato ideológico partidario. “Es un diálogo con oscilaciones porque muchas veces se hace una lectura ideológica y no se comprende del todo la misión de la Iglesia, que va más allá del ejercicio del culto”, dijo el vocero del cardenal.

“La ideología suele percibir a la Iglesia como un eventual competidor y no se reconoce, por ejemplo, la dimensión caritativa y profética de esa misión”, señaló Márquez.

Lee también: Televisión cubana transmite mensaje del papa Francisco

En ese sentido, explicó que la intervención de los obispos en la liberación de presos políticos y el papel de Francisco en la reapertura de relaciones entre Cuba y Estados Unidos son pruebas de la misión de la Iglesia fuera de los templos.

Como fruto de la recuperación del diálogo, por primera vez desde 1959 se autorizó la construcción de templos. En el barrio Reparto Guiteras, al este de La Habana, por ejemplo, comenzó a levantarse una iglesia dedicada a Juan Pablo II y otros templos serán construidos en Santiago de Cuba y en Pinar del Río.

Además del récord del cardenal Ortega, la visita del Papa guarda varias curiosidades. Es el viaje más largo de Francisco y Cuba, junto con Estados Unidos y Brasil, es el único que ha recibido a los tres últimos pontífices (Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco). Filipinas también recibió tres papas, pero no a Benedicto.

Lee también: VIDEO: Francisco es el tercer Papa que visita Cuba: ¿por qué esta vez es distinto?

Márquez explicó que la inclusión de Holguín en el itinerario del viaje de Francisco responde a la decisión de los obispos de elegir una diócesis que no hubiera sido visitada anteriormente por un papa.

“Y se buscaron dos puntos extremos [La Habana y Holguín] para facilitar el movimiento de peregrinos, hacia el este y el oeste del país”, explicó.