¡Sí se puede! Joven indocumentado es ahora profesor de Matemáticas

Joven beneficario de DACA busca inspirar a otros a superarse a pesar de su situación migratoria
¡Sí se puede! Joven indocumentado es ahora profesor de Matemáticas

La experiencia como joven indocumentado y beneficiario del programa de alivio migratorio conocido como DACA, ha permitido que Roque Perch se convierta en una inspiración para jóvenes de secundaria y preparatoria.

Perch llegó a Estados Unidos a los 3 años, procedente de Yucatán, México. Actualmente cuenta con 25 años y pese a que tenía un título en administración de negocios de San Diego State , no pudo ejercer su profesión por no tener documentos y durante un tiempo trabajó en la construcción. 

Una de las muchas y duras realidades que vive muchos inmigrantes indocumentados que no tienen un documento que les permita ejercer su profesión.

083115_3_DACA Roque Perch
Roque Perch pasó de trabajador de la construcción a profesor de Matemáticas.

 

Cuando aplicó por DACA su situación mejoró y pudo obtener un trabajo en el área de servicios financieros en un banco. Sin embargo, siguió buscando una carrera donde pudiera ayudar a otros jóvenes como él. Fue cuando tomó la decision de entrar en el área de la docencia.

“Para mi era importante que los estudiantes vieran que había otros como ellos y que se dieran cuenta  que las cosas si se pueden hacer, no importa si son DACA, tienen papeles o la ciudad en donde crecieron. Si le echas ganas, todo se puede lograr”, dijo Perch.

Este inmigrante yucateco comenzó enseñando matemáticas a estudiantes de la Escuela Preparatoria Huntington Park. “Por eso es importante contar nuestras historias porque así podemos ayudar a otros”.

En su primer dia de clases como maestro, Perch contó a sus alumnos su historia de estudiante indocumentado y como DACA le habia dado la oportunidad de optar por una carrera profesional.

“Habían estudiantes que eran indocumentados y que no sabian como funcionaba DACA. Yo fui quien les enseñó y empezaron el proceso para aplicar”, añadió el joven maestro. Entre sus estudiantes también habían unos 8 jóvenes que llegaron solos desde Centroamérica  .

El impacto de ser indocumentado no le afecta a un estudiante hasta que llega a la edad de high school porque es la edad donde sus amigos consiguen su licencia, comienza a viajar. Es allí cuando afecta no tener los papeles”, dijo.  

Perch consiguió su empleo a través de la organización Teach for America, la cual coloca maestros en distritos escolares del todo el país por un periodo de dos años y apoya a los recipientes de DACA para que ingresen al campo de la enseñanza.

En su segundo año con el programa, estará en una escuela secundaria, en Lake View Terrace, en donde enseñará matemáticas a estudiantes de sexto grado. Espera que su trabajo ayude a los estudiantes a avanzar en las matemáticas y llegar bien preparados a la  escuela preparatoria.

083115_2_DACA Roque Perch
Muy pronto dará clases en una Preparatoria de Lake View Terrace.

 

Pero Perch no solo aplica su experiencia como estudiante indocumentado sino también las dificultades por las que pasaron sus padres para ayudarlo a él en sus estudios.

“Puedo ver a mis propios papás en mis estudiantes porque cuando yo estaba en la high school mis papás a veces no me podían ayudar y no teníamos maestros con quien hablar con confianza”, dijo Perch. “Yo quiero ser ese maestro para los papás que mis papás nunca tuvieron. Simplemente con poder hablar español”.  

083115_5_DACA Roque Perch
Roque Perch obtuvo ayuda de un programa llamado Teach for America.

 

Teach for America

Luis Figueroa, portavoz de TFA señaló que el programa desea crear un camino en la enseñanza para los jóvenes bajo el estatus migratorio temporal que otorga DACA.

Este año han recibido cinco beneficiarios de DACA que para un total de 90 maestros bajo ese estatus que forman parte del cuerpo docente a nivel nacional. Diez de esos  maestros DACA se encuentran en California, con cuatro de ellos en Los Ángeles.

Ademas de ofrecer apoyo a los jóvenes DACA, el TFA considera importante que las escuelas con mayoría de alumnos latinos cuenten con maestros bilingües que se identifiquen con su grupo cultural.

“Nuestra población latina está creciendo y queremos poner gente que sean representantes de esas comunidades frente a nuestros estudiantes”, dijo Figueroa. “Queremos darles a nuestros estudiantes una oportunidad de diversificación y que se vean reflejados en esos maestros”, añadió Figueroa, resaltando que este año, 40 de los 80 maestros que estarán enseñando en las escuelas de Los Ángeles son de origen latino. 

Teach for America