Lincoln Palomeque explota su experiencia en narcoseries sin ser “de acero”

El actor colombiano-uruguayo ha hecho varias series en esta temática, que es todavía novedosa para este país, y regresa en "Señora Acero 2"

Hace siete años, en su primer papel protagónico, Lincoln Palomeque fue superado en niveles de audiencia por la primer serie popular basada en el narcotráfico en su país.

Y mañana el actor colombiano regresa a la pantalla chica como uno de los protagonistas de estas producciones con “Señora Acero 2”, junto a Blanca Soto y José Luis Reséndez, por Telemundo.

“Tiene unos giros bastantes inesperados… Como cada uno con sus hijos y todos sumados con los personajes que entran se pone todo muy emocionante”, dijo Palomeque vía telefónica desde Cuernavaca, México en un receso de grabaciones.

“Manuel va a estar todo el tiempo protegiendo a la Señora Acero y a su hijo. Hay muchas escenas de acción y estará saliendo de un problema para meterse a otros. Pues nada, es una serie muy movida”, agregó sobre su personaje.

Como muestra de que no es un hombre de acero, aseguró que durante una complicada escena grabada en un autobús en movimiento terminó un poco adolorido.

Lo que no es una novedad para él, es el uso de armas. Desde hace tiempo sabe utilizarlas, en gran parte por sus papeles en varias narcoseries como “La Diosa Coronada”, “Las Muñecas de la Mafia” y hasta “La Reina del Sur. Comentó que incluso practicó con el Ejército de su país tras ser invitado.

“En el mercado de Estados Unidos todavía le queda un buen rato [a las narco producciones]. Yo ya lo viví en Colombia, donde ya todo mundo está un poco cansado de esto, ya no funciona igual; es un tema que genera morbo”, agregó.

El actor admitió que no tiene un nombre artístico y que llamarse Lincoln fue herencia de su padre.

Lincoln Palomeque durante los 2015 Billboard Latin Music Awards. /Getty
Lincoln Palomeque durante los 2015 Billboard Latin Music Awards. /Getty

“Mi papá se llamaba igual y él es uruguayo. Y yo creo que en el día del bautizo estaba de mal genio y me castigó con el mismo nombre… En el colegio me costó mucho trabajo, se burlaban mucho todo por el nombre”, comentó.

El exestudiante de administración de empresas aseguró que la universidad en Bogotá lo aburrió y que la actuación lo cautivó al estudiar teatro. Pero en sus inicios, hace 15 años, esta profesión no era bien visto por vincularse con personas “llenos de vicios, de cosas malas”.

Curiosamente, en uno de sus trabajos como publicista y anfitrión de una discoteca fue lo que lo llevó a conocer a sus ahora colegas y adentrarse en el mundo de la televisión, donde también ha sido presentador.

Y recordó como fue su primer protagónico, con un doble papel.

“Yo hacía de gemelos y arrancó súper arriba los dos primeros meses, con los mejores ratings, hasta que salió “El Cartel de los Sapos“. Y esa fue por decirlo así, la primera narconovela, era la novedad. Y el canal [que emitía esa serie] estaba en el piso y cuando sacó esa producción subió como arte de magia y todo cambió, así de extremos y nos puso a nosotros por el piso, a todas las producciones del canal en el que estábamos nosotros… pero bueno, eso es parte del negocio y uno aprende de eso”, recordó optimista.