Bar Refaeli contrajo matrimonio en una boda muy polémica

La modelo exigió que se tomaran una serie de medidas un tanto excesivas para el día de su casamiento...
Bar Refaeli contrajo matrimonio en una boda muy polémica
Foto: instagram

Este día, Bar Refaeli abandonó el bando de las solteras y contrajo matrimonio con el exitoso empresario israelí Adi Ezra. La boda, claro, prometió ser un evento que acaparó mucha atención mediática, y por eso la chica y su prometido decidieron tomar una serie de medidas un tanto excesivas, que terminaron generando revuelo y poniendo en el ojo de la polémica al mismísimo gobierno de Benjamín Netanyahu.

¿Cuál fue la polémica exigencia de la feliz pareja? Que se cerrara el espacio aéreo sobre la zona en la que se celebró la ceremonia, dentro de un complejo hotelero en el bosque del Monte Carmelo, justo frente al mar Mediterráneo. Según ellos, el pedido se hizo por una cuestión de seguridad, aunque se cree que en realidad intentan mantener alejados a los paparazzis para poder festejar sin molestas intromisiones.

Bar Refaeli

Lo curioso es que las autoridades israelíes de la Aviación Civil concedieron el pedido por un lapso de nueve horas, y las críticas no demoraron en llegar. A través de las redes sociales, varias asociaciones de pilotos denunciaron el tema, y cientos de ciudadanos comunes se hicieron eco de la cuestión de un modo más o menos jocoso.

Envuelto en la polémica, el gobierno israelí tuvo que dar marcha atrás y fijar su posición. “El cielo de Israel pertenece a todos sus ciudadanos”, aseguró hace unos días el ministro de Transporte, Israel Katz, al tiempo que explicó que ceder al pedido de la modelo y su futuro esposo sería ir contra la política de “trato igualitario” que buscan garantizar para todos sus ciudadanos.

Por lo pronto, Refaeli y Ezra le indicaron a los más de 400 invitados que asistirá a su boda que no podrán llevar consigo teléfonos celulares ni cámaras fotográficas. Al parecer, la ex de Leonardo DiCaprio desistió de aquella idea de casamiento “sencillo” que hace un tiempo merodeaba su cabeza…