Sirios empujan política de asilo en México

El gobierno mexicano se ha mostrado duro para recibir a refugiados sirios, en dos años solamente ha aceptado ocho
Sirios empujan política de asilo en México
Varios refugiados sirios llegan en una lancha neumática a la costa de Mitilene, en la isla de Lesbos.

México – Hace dos años que Kaldohún Kaleb intenta traer, al menos, a 140 sirios que le han solicitado apoyo para refugiarse en México de la guerra en su país del Medio Oriente que padece una de las peores crisis de su historia con poco más de cuatro millones de desplazados, pero sólo ha logrado que acepten ocho personas.

“Si decimos que en México los recibirán serían cientos los que vendrían, sobre todo de las provincias más afectadas”, dice Kaleb, quien escogió a este país para vivir después de casarse con una mexicana en Los Ángeles y fundó la Asociación de Sirios en México, una de las más activas de la comunidad.

El problema  es que el gobierno mexicano no les da juego. No da el sí a los sirios a pesar de su tradición de abrir las puertas a refugiados, especialmente a españoles durante la Guerra Civil del siglo pasado, a guatemaltecos, en los años 80 y en 2010 a haitianos víctimas del terremoto.

“Nos ponen muchas trabas, que hagamos contratos de trabajo a través de una compañía y eso no es posible: eso se hace con países sin guerra, pero nosotros tenemos una emergencia y hace falta una política de refugio”, agrega Kaldohún.

Desde que estalló el conflicto civil por expulsar al gobierno del sunita Bashar Al Assad, en 2010, 40 sirios han sido expulsados de México por el Instituto Nacional de Migración por encontrarse indocumentados mientras 272 lograron entrar con diversos visados, pero su situación aún es indefinida y podrían pasar años para regularizarse: el gobierno teme que usen al país como puente a Estados Unidos.

El miércoles, la organización Change.org y algunos miembros de la comunidad siria –que hasta ahora no rebasa los 300- entregaron una carta firmada por 183,000 mexicanos que solicitaron al gobierno dejar entrar como refugiados a algunos sirios, pero hasta el momento no hay respuesta.

En días pasados, la canciller Claudia Ruíz Massieu dijo que “está estudiando la posibilidad de recibir en su momento a algunos”.

Entre los principales países receptores de sirios se encuentran: Estados Unidos, que anunció cupo para un millón; Turquía, con 1.9 millones; Líbano, con 1.2, e Irak, con 249,000. La Unión Europea se repartirá en 2015 a un millón.