Los milagros del deporte

Ellos nunca dejaron de creer y entonces, acaso con la ayuda de algo inexplicable, cambiaron el rumbo de la historia
Los milagros del deporte
El histórico triunfo de Corea del Norte sobre Italia en el Mundial de Inglaterra 1966. Foto: GETTY IMAGES.

Un milagro es, por definición, un hecho no explicable que se le atribuye a una intervención divina.

En el mundo de los deportes, ha habido muchos momentos inexplicables en los que un atleta o un equipo se repuso de una inminente derrota o una enorme adversidad para lograr el éxito.

A propósito de la presencia en Estados Unidos del Papa Francisco, aquí están 10 milagros de los deportes.

1.- Se levantan de la tumba y terminan con la maldición

Por supuesto que para muchos fans de Yankees esto fue una tragedia más que un milagro. Pero ¡vamos gente!, los Medias Rojas merecen crédito. Estaban abajo 3-0 en la Serie de Campeonato de la Liga Americana tras una paliza de 19-8 en el juego 3 y perdían en la novena entrada contra Mariano Rivera. El robo de base de Dave Roberts, el hit de Bill Mueller para empatar el juego, el jonrón de David Ortiz en la entrada 12 para ganarlo y luego las tres victorias seguidas para lograr el banderín y devorarse a los Cardenales en la Serie Mundial, poniéndole fin a la “Maldición del Bambino”. Sólo con un milagro.

2. ‘Inmaculada Recepción’ y nace la dinastía de la NFL

Los Steelers de Pittsburgh han ganado más Super Bowls que nadie en la NFL. Y pensar que toda esa tradición ganadora inició con una jugada milagrosa, la jugada más famosa de la historia de la liga. Pittsburgh perdía su duelo de playoffs contra Oakland y encaraba cuarta oportunidad faltando 22 segundos, sin tiempo fuera, sobre su yarda 40. Terry Bradshaw evitó ser derribado y a la desesperada lanzó un pase que tras el rechazo del defensivo Jack Tatum dejó el ovoide suspendido en el aire. Franco Harris, un corredor novato, recogió con las yemas de los dedos y se fue hasta la anotación. ¡Increíble!

3. Kirk Gibson, casi sin poder caminar, acaba con los Atléticos

“¡En un año que ha sido tan improbable, lo imposible ha sucedido!”. Las palabras del cronista Vin Scully lo decían todo. Muy pocos creían que los Dodgers de 1988 pudieran con los poderosos Atléticos de Oakland en la Serie Mundial. Pero después del milagroso jonrón de Kirk Gibson en el primer partido, el campeonato ya casi estaba en la bolsa. Y es que cuando Kirk Gibson, lastimado de ambas piernas, fue enviado a batear como emergente en el noveno inning contra el mejor cerrador de la temporada, uno podía sentir su dolor. El mejor momento deportivo de la historia de Los Ángeles sigue “enchinando la piel”.

4. Corea del Norte pone a Asia en el mapa de los Mundiales

Cierto, la selección de EEUU había dado la gran sorpresa al derrotar a Inglaterra en la Copa del Mundo de 1950 y por supuesto Uruguay sacudió al mundo cuando venció a Brasil para alzarse con el campeonato en el Maracanazo. Pero, ¿pudo haber habido algo más milagroso que la victoria de Corea del Norte, primer equipo asiático de la historia en participar en un Mundial, sobre Italia en Inglaterra 1966? Simplemente no hay explicación. Con el solitario gol de Pak Doo-ik, el conjunto norcoreano eliminó a uno de los favoritos sobre la cancha de Middlesbrough.

5. Chávez mantiene lo invicto con un KO de último momento

Julio César Chávez había ganado sus 68 peleas cuando subió al ring en 1990 para unificar los títulos superligero con Meldrick Taylor en Las Vegas. El púgil estadounidense lo superó e hizo todo para quitarle lo invicto al más grande campeón mexicano. Para cuando llegó el round 12 y último, la única opción de Chávez era el nocaut. Faltando 16 segundos, “JC” mandó a la lona a Taylor con una derecha cruzada. Taylor, muy perdido, se levantó y cuando el réferi Richard Steel le preguntó si podía continuar no obtuvo respuesta. Entonces decretó el nocaut faltando 2 segundos. Una decisión muy cuestionable y un triunfo milagroso.

6. América, con uno menos y gol de portero, logra la corona

De entre las muchas finales dramáticas vistas en una cancha de fútbol, pocas como la del 26 de mayo de 2013 en el Estadio Azteca. América perdía contra Cruz Azul por dos goles y tenía un hombre menos a falta de tres minutos para el final. Imposible recuperarse, ¿cierto? Pero hubo un milagro. Aquivaldo Mosquera hizo el descuento y luego el portero Moisés Muñoz remató un tiro de esquina que se fue a las redes para el 2-2 bajo la lluvia. Las Águilas, crecidas, definieron en su favor en las tandas de penales y conquistaron el más dulce y emotivo campeonato de la historia de la Liga MX.

7. Los Bills eliminan a Houston tras ir abajo por 32 puntos

Abajo en la segunda mitad por 35-3 en contra de un muy equipo, en la fase de playoffs y sin poder contar con su líder ofensivo ni su mejor corredor. Ese es el adverso escenario al que los Bills de Buffalo se enfrentaban en la postemporada de 1993 contra los Oilers de Houston. Sí, vinieron de muy abajo y ganaron el partido que pasó a la historia como “El Regreso”, la más recordada voltereta de la NFL. La carrera de touchdown de Kenneth Davis y las atrapadas de anotación de Don Beebe y Andre Reed (en tres ocasiones) a pases del quarterback suplente Frank Reich lo hicieron posible.

8. Puerto Rico sorprende al ‘Dream Team’ en Atenas 2004

El 15 de agosto de 2006, algo difícil de creer. La selección de básquetbol de Estados Unidos, el llamado “Dream Team”, ganador de sus 24 juegos desde que los profesionales de la NBA pasaron a integrar el equipo, fue derribada por Puerto Rico, la pequeña y bella isla del Caribe. Ese día en los Olímpicos de Atenas, LeBron James, Allen Iverson, Tim Duncan y otros no pudieron con Carlos Arroyo. El marcador de 96-71 quedó como una de las más grandes sorpresas de todos los tiempos y fue el principio del fracaso de EEUU en el torneo, vencido en semifinales por Argentina. Puerto Rico se quedó en cuartos de final.

9. ManU gana la Champions con goles al 91’ y 93’

Se puede decir que el Manchester United se convirtió en el equipo de moda después de esta batalla en Barcelona. La final de Europa de 1991 ofreció el final más dramático del ManU, abajo contra el Bayern de Múnich desde los 6 minutos y frustrado por el imponente arquero Oliver Kahn. A los 91 minutos, David Beckham cobró un tiro de esquina con todo y el portero Peter Schemeichel en el área. Teddy Sheringham empujó de derecha para el empate. El Bayern no se recuperó. Dos minutos después, otro córner, otro balón suelto en el área y otro gol de un jugador de relevo, Ole Gunnar Solskjaer.

10. El hombre que derrotó al luchador invencible

Rulon Gardner no lucía imponente. Era más bien regordete, sobre todo al pararse al lado de Alexander Karelin, un auténtico “oso siberiano”. El héroe ruso de la lucha grecorromana era intimidante y había sido invencible por 13 años seguidos. Karelin, sin duda, iba a ganar la final olímpica de los supercompletos de Sydney 2000. Pero en el deporte se dan los milagros. Gardner, con más corazón que técnica depurada, se anotó el solitario punto de la tensa contienda y luego aguantó la embestida de “Alexander El Grande” para consumar la hazaña en un deporte antes negado para un americano.