Las delicias del pollo

Chef comparte una rica receta con esta carne blanca que es mucho más saludable que la roja
Las delicias del pollo
Pechugas de pollo rellenas y bañadas con salsa de Nogada.
Foto: /Cortesía Foster Farms

Caldo de pollo, tacos y taquitos de pollo, ensalada de pollo, chupe de pollo, arroz con pollo… De cualquier manera como se coma el pollo, este es bueno para la salud y muy versátil para cocinar.

Son muchos los beneficios que aporta esta carne blanca. De partida, su pechuga es magra, baja en calorías y grasas. Además es rica en proteínas, vitaminas y nutrientes esenciales.  Por eso resulta ideal para pacientes convalecientes, así como para quienes desean bajar o mantenerse en su peso.

El pollo es también un excelente antidepresivo por su alto contenido del aminoácido de triptófano, que regala la sensación de revitalización después de consumir una taza de sopa o caldo de pollo.

Además de estos beneficios, el pollo es muy versátil para cocinarlo y usarlo como ingrediente de platillos tradicionales, tales como las enchiladas, los sopes, las quesadillas, la lazaña, el ají de gallina, los tamales, las arepas rellenas, las empanadas…. La lista es interminable, al igual que los acompañantes que le vienen bien cuando se prepara sudado, frito, dorado, asado u horneado.

Y para que agregues a tu menú familiar nuevos platillos, la famosa chef Roció Camacho —conocida como “La Diosa de los Moles”— comparte la receta de unas pechugas de pollo rellenas y bañadas en salsa de Nogada, que son los favoritos de María Cárdenas, una latina que empezó a trabajar con Foster Farms  a los 19 años empacando alas de pollo y, hoy, a dos décadas de su trayectoria laboral, es una de las ejecutivas de Recursos Humanos más reconocidas en dicha compañía, que produce gran parte de la cantidad del pollo y el pavo que se consume en este país.

¡Buen provecho!

Pechugas de pollo rellenas y bañadas en Nogada

Ingredientes

  • 6 Pechugas de pollo fresco sin piel ni hueso

 Relleno

  • 1 taza de aceite vegetal
  • ½ cebolla, picada
  • 2 tomates, sin semillas y picados
  • 1 diente de ajo, picado
  • 2 peras, peladas, sin el corazón y cortadas en trocitos
  • 2 manzanas Gala, peladas, sin el corazón y cortadas en trocitos
  • 1 durazno, pelado, sin el corazón y cortado en trocitos
  • ½ taza de pasas
  • ½ taza de almendras, picadas
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 pizca de canela molida
  • Sal y pimienta al gusto

Nogada

  • 1 taza de nueces, limpias y cortadas a la mitad
  • ½ taza de queso ranchero
  • ¼ taza de leche
  • 1 taza de crema agria
  • 1 taza de jerez seco o vino blanco
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 pizca de canela molida
  • Sal y pimienta al gusto

Decoración

  • Semillas de granada (de 2 granadas)
  • ½ taza de hojas de perejil fresco

 Preparación

Relleno

En una sartén grande, calienta 2/3 del aceite. Sofríe la cebolla hasta que quede levemente acitronada, durante 1 minuto aproximadamente.

Agrega el resto de los ingredientes del relleno y cocina sobre fuego medio durante 5 minutos, revolviendo constantemente. Retira del fuego y deja enfriar.

Nogada

Licua todos los ingredientes de la nogada hasta obtener una mezcla suave. Deja a un lado.

Pollo

Prepara las pechugas de pollo cortándolas por la mitad a lo largo, pero sin separarlas completamente. Rellena cada pechuga de pollo con la mezcka.  Si es necesario, puedes cerrar cada pechuga de pollo con un palillo de dientes para que el relleno no se salga durante la cocción. Condimenta ligeramente el pollo con sal y pimienta.

Precalienta el horno a 350°F y  calienta el resto del aceite en una sartén sobre fuego medio. Dora suavemente cada pechuga rellena de ambos lados en la sartén, durante aproximadamente 2 minutos de cada lado. Para permitir que se doren correctamente, no coloques demasiadas piezas en la sartén.

Coloca las pechugas doradas en una bandeja para horno y hornea hasta que la temperatura interna del pollo alcance al menos los 165°F. Siempre usa un termómetro para carne para verificar la temperatura.

Coloca cada pechuga rellena en un plato y cubre con la nogada, aproximadamente ¼ taza de salsa por pechuga.

Decoración

Esparce semillas de granada y hojas de perejil fresco encima. Sirve caliente.

Porciones: 6

Fuente: Chef Roció Camacho