Las cualidades que debe tener el presidente de Estados Unidos

Para poder llevar las riendas de este país se debe ser educado, inteligente, humano, diplomático cuando sea posible y energético cuando es necesario
Las cualidades que debe tener el presidente de Estados Unidos

La contienda por la Casa Blanca apenas comienza y desde ya se ha convertido en un circo mundial. Líderes de otros países se burlan de nuestros candidatos que parecen haber olvidado las cualidades necesarias para ser presidente de la nación más poderosa del mundo.

Para poder llevar las riendas del país un presidente debe ser educado, inteligente, humano, diplomático cuando sea posible y energético cuando es necesario.

Ser educado significa tener respeto por aquellos que por su posición lo han ganado. Lamentablemente nuestros candidatos en lugar de ser respetuosos se enfocan en burlarse del Papa Francisco por sus ideas poco usuales.

Ser inteligente requiere saber debatir en base a hechos y en base a la realidad y no ser víctimas de nuestras emociones y recurrir a ataques personales. Tristemente muchos de nuestros candidatos han recurrido a ataques personales mutuos.

Ser humano significa dar gracias a Dios por nuestras bendiciones y tener compasión por los demás. Sin embargo, estamos viviendo en un mundo donde ser político requiere ser millonario y estos candidatos se han olvidado de dónde vinieron.

Se divierten atacando a la comunidad inmigrante olvidando que ellos y su familia un día también fueron inmigrantes. A nuestros candidatos les falta compasión por los más desamparados en nuestra sociedad.

Ser diplomático significa tratar de resolver problemas sin tener que recurrir a la fuerza o a la violencia.

Desgraciadamente estos candidatos incitan a la violencia y aseguran que conseguirán el respeto de los demás intimidándolos con el ejército más poderoso del mundo. Un buen diplomático no necesita un fusil para obtener respeto de los demás. Lo que se requiere es tacto y la habilidad de ver ambos lados para así llegar a un acuerdo mutuamente benéfico.

Si la diplomacia no es una opción el presidente como jefe de las fuerzas militares debe estar listo para usarlas pero solo para proteger a su pueblo. La fuerza no se debe usar para atacar a otros solo con tal de robar sus recursos.

Este valor se demuestra al corregir a alguien que está equivocado aunque esa persona sea uno de nuestros simpatizantes. El candidato Donald Trump demostró que él es un seguidor y no un líder al concurrir con un racista atacando al presidente actual acusándolo de ser musulmán cuando todos saben que eso no es cierto.

Antes de decidir lanzarnos como candidatos a tan alto puesto deberíamos preguntarnos si tenemos las cualidades del presidente.