Los Ángeles asigna pocos recursos en contra de la violencia doméstica

El alcalde ordenó más personal para las unidades especializadas del LAPD tras una auditoría que encontró deficiencias

Los programas de violencia doméstica en Los Ángeles son poco financiados comparados a los de otras grandes ciudades y muchas veces son manejados de manera ineficiente, reveló un informe del contralor de la Ciudad, Ron Galperin. 

El reporte del contralor encontró que la Ciudad gasta sólo $1.04  per capita, comparado con $4.84 que gasta San Francisco y $12.75 que gasta Nueva York.

“Como controlar de la ciudad típicamente no abogo por gastar más dinero, pero al ver lo poquito que se invierte en estos programas, está claro que necesitamos hacer que la respuesta a la violencia doméstica sea una prioridad y comprometernos a financiarlo”, dijo el contralor Galperin.

Por su parte el alcalde Eric Garcetti dijo que ha firmado una orden ejecutiva para poner en práctica todas las recomendaciones del reporte. 

El reporte indica que solo hasta hace poco, la Ciudad asignó personal suficiente para 10 de las 21 divisiones de Policía de Los Ángeles para responder a las llamadas de violencia doméstica y que alrededor de uno de cuatro incidentes de este tipo de violencia no era reportado correctamente.

Un informe encontró que LA sólo gasta $1.04 per capita en estos servicios.
Un informe encontró que LA sólo gasta $1.04 per capita en estos servicios.

 

En promedio la ciudad recibe 48,088 llamadas denunciando incidentes de violencia familiar y que sólo 10 divisiones de la policía tenían personal calificado para responder y que no siempre estaban disponibles. La unidad especializada se llama DART (Domestic Abuse Response Team).

En el 2014, 14 personas murieron víctimas de violencia doméstica en Los Angeles. Esta es la cantidad más alta en seis años. En promedio, 10 personas son asesinadas anualmente.

Garcetti ordenó el entrenamiento de más personal para la unidad DART del Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD). Actualmente todas las divisiones tienen esta unidad especializada, aunque aún no funciona las 24 horas del día.

“La violencia doméstica tiene que parar en la ciudad de Los Ángeles. Hoy estamos aquí para poner un alto a este ciclo vicioso y proteger a las personas”, dijo el alcalde, añadiendo que está desarrollando un plan para expandir los centros de justicia familiar en cada estación policial.

Gracias por estar viva

“Destiny”, una sobreviviente de violencia doméstica, dijo llorando que gracias a que encontró ayuda pudo romper con el ciclo de violencia en su hogar.

“Estos es muy emotivo para mí porque sobreviví. Yo pude haber sido un reporte más de homicidio en las noticias. De alguien que me decía eres estúpida y no vales nada”, dijo Destiny. “Le doy gracias a Dios que estoy viva”.