Trump quiere “Operativo Espaldas Mojadas” como el de los cincuenta

El problema, apuntan historiadores, es que el famoso operativo no sirvió para detener la inmigración sin papeles y violentó los derechos de muchos migrantes mexicanos.
Trump quiere “Operativo Espaldas Mojadas” como el de los cincuenta
Migrantes mexicanos esperan ser deportados durante el "Operativo Espaldas Mojadas" que inició en 1954.
Foto: Archivo

Donald Trump dijo esta semana que de llegar a la Casa Blanca hará con los indocumentados de hoy en día algo similar al “Operativo Espaldas Mojadas” que implementó el presidente Dwight Eisenhower a principio de los años cincuenta, porque según el precandidato republicano eso “funcionó muy bien” en aquel entonces para detener la inmigración sin papeles.

El llamado “Operation Wetback” (término hoy considerado despectivo, pero entonces usado ampliamente por medios y políticos), llevó a la deportación masiva de cientos de miles de migrantes mexicanos que venían a Estados Unidos a trabajar, principalmente en la agricultura.

“Los vamos a recoger en forma muy humana y van a estar muy felices porque luego si son buenos los dejarnos regresar. Si te gusta Eisenhower como presidente, debes saber que en los años 50 el hizo esto con más de un millón de personas. No suena agradable pero qué le vamos a hacer, muchas cosas no son agradables”, dijo Trump en una extensa entrevista con el programa de la televisión estadounidense “60 minutes”.

El problema, dicen historiadores que conocen el tema en detalle, es que no es cierto que dicho operativo haya resuelto el problema ya que (es obvio), no detuvo la inmigración sin papeles si siquiera temporalmente, aparte de haberse llevado a cabo sin ningún miramiento por los derechos de los migrantes y en muchos casos, cometiendo abusos contra ellos.

Lo que Eisenhower hizo fue encargar a un militar retirado llamado Joseph M. Swing, en el entonces llamado “Servicio de Naturalización e Inmigración” (INS). Swing diseñó la “Operación Wetback” para asegurar que los agricultores tendrían que utilizar el llamado “Programa Bracero” en vez de contratar ilegalmente a los migrantes que cruzaban a diario en una frontera que no tenía bardas, ni muros ni prácticamente ningún control.

El “Operativo Espalda Mojada” (Operation Wetback), iniciado en 1954, deportó a más de un millón de mexicanos durante los siguientes dos años. En realidad, el operativo respondió no sólo al Programa Bracero, iniciado durante la Segunda Guerra Mundial, sino a la opinión general de la sociedad de que los “ilegales” eran una amenaza para los Estados Unidos, quitaban trabajos a los estadounidenses y traían enfermedades (algo similar a lo que aún se dice).

La noche anterior al inicio del operativo, el entonces gobernador de California Goodwin Knight dijo lo siguiente en un comunicado: “Pondremos los recursos completos del estado de California en la detención de los ilegales”. En su comunicado, el gobernador habló de los “trabajadores estadounidenses desplazados, el aumento en la criminalidad y la enfermedad que traen estas oleadas de ilegales”.

Durante los próximos meses, el gobierno estadounidense arrestó y deportó a cientos de miles de mexicanos, no a la zona fronteriza, sino mucho más adentro del territorio mexicano.

Según la investigadora Mae Ngai, de la universidad de Columbia, muchos fueron enviados en barcos, algunos de los cuales fueron equiparados a “barcos de esclavos”  y “un verdadero infierno”, más del 25% fueron enviados en barcos de carga desde Port Isabel, Texas, hasta Veracruz, México. Otros fueron enviados en camiones “como carga” o en aviones y autobuses.

El operativo se extendió a Los Angeles, San Francisco y Chicago, no sólo a las zonas fronterizas, donde muchos de estos migrantes ya tenían raíces desde hacía tiempo. Periódicos como Los Angeles Times describían a los mexicanos prácticamente como carga: “busload of mexicans”.

Tras deportar a más de 800,000 mexicanos entre 1953 y 1955  (hay estimados que dicen que fueron más de un millón), el gobierno declaró “un éxito” el operativo. Un comunicado de lNS publicado en 1955 clama victoria: “el problema de los espaldas mojadas ya no existe, la frontera fue asegurada”.

La profesora Ngai, quien en 2005 escribió un libro sobre la historia de la inmigración indocumentada en Estados Unidos (Impossible Subjects), dijo en un email que el Operativo Wetback no resolvió el problema de la inmigración indocumentada.

“Fueron dos años de campañas de deportación que resultaron muy caros y poco efectivos. Parte de la responsabilidad por la inmigración indocumentada fue el propio programa bracero. Este operativo fue solamente un show”, dijo Ngai.

Un show que Donald Trump al parecer quiere repetir con millones de personas.