Una tragedia ver a los niños ser víctimas del crimen en Sur LA

Cuántas muertes más de niños pasarán antes que los líderes locales, estatales se hagan responsables y trabajan en revitalizar el Sur de la ciudad
Una tragedia ver a los niños ser víctimas del crimen en Sur LA
La violencia en el Sur de Los Ángeles tiene muchas víctimas menores.

Septiembre fue un mes mortal para los niños del Sur de Los Ángeles. Un tiroteo reciente en las calles 94 y Figueroa en una taquería el 24 de septiembre dejó a niños latinos de 11 y 13 años heridos. El 9 de septiembre, un presunto padre inmigrante, desamparado y desempleado, mató violentamente a sus tres hijos de 10, 9 y 8 años. Ahora enfrenta cargos de pena de muerte.

La Division Sur de LAPD reporta 475 tiroteos, 35% aumento con respecto al 2014. Esta División es una de tres que sirven el Sur de Los Ángeles. Lo que es urgente acerca de estas estadísticas es que con más frecuencia los niños inocentes son las víctimas.

Estas estadísticas refleja comunidades que han sido económicamente descuidadas, con alto desempleo, escuelas en crisis y una falta de liderazgo de gobierno en todo nivel.

Es también una comunidad que enfrenta un cambio demográfico rápido de ser predominantemente afroamericana a latina.

En 2012, el ingreso medio familiar en el distrito 8 del Concejo de Los Ángeles era de 30,704 dólares, y en el distrito 9 era de 26,472 dólares comparado con el promedio de la ciudad de Los Ángeles de 44,116 dólares.

Los latinos componen el 80% de la población del distrito 9.  Mucho más injusto es la falta de recolección de basura con callejones llenos de muebles y basura.

Hay asimismo una falta de “infraestructura cívica” con una escasez de organizaciones comunitarias, cámaras de comercio y grupos de vigilancia vecinal.

Cada mañana hay un ajetreo de gente, autos, y autobuses rumbo a los empleos en el centro y oeste de la ciudad. Los fines de semana y en las tardes hay niños jugando y las escuelas están a reventar con las inscripciones llenas.

Claramente el potencial humano está ahí, con una población inmigrante joven, vibrante, deseosa  y lista para darles a sus niños el sueño americano.

Los niños están haciendo lo mejor que pueden, es el gobierno el que les falla.

Las soluciones simples existe:

  1. aumentar los recursos y la coordinación entre las Divisiones del LAPD que sirven el sur de Los Ángeles y con la comunidad para limpiar el área de pandillas;
  2. crear nuevos grupos de vigilancia vecinal;
  3. implementar una estrategia de desarrollo económico para aumentar empleos y
  4. reformar las instituciones educativas (y los recursos del Departamento de Servicios de Niños y Familias del Condado) incluyendo programas para después de la escuela.

¿Cuántas muertes más de niños pasarán antes que los líderes locales, estatales se hagan responsables, trabajen con sus representados inmigrantes y latinos en un plan de revitalización para el sur de LA? Está por verse.