Hillary Clinton promete frenar deportación de padres y separación de familias (VIDEO)

La precandidata dijo además estar a favor de darle una segunda oportunidad a inmigrantes con delitos menores, como conducir a alta velocidad o un solo incidente por conducir en estado de embriaguez hace 25 años. ¿Qué opinas de su propuesta?

Hillary Clinton promete frenar deportación de padres y separación de familias (VIDEO)
Foto: Telemundo

WASHINGTON, D.C. —  La precandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, ha prometido que, si gana en 2016, frenará la deportación de padres y la separación de familias, y designará más recursos y personal para ampliar los alivios migratorios a los indocumentados.

“No estaré deportando a padres. No estaré separando a familias. No estaré haciendo lo que ya hemos visto mucho, que es convertir a los inmigrantes en chivos expiatorios por todo lo que le preocupa a la gente en este país”, afirmó Clinton en una entrevista con la cadena Telemundo, realizada el viernes pasado y difundida hoy.

Una política de deportaciones menos “agresiva”

La “agresiva” práctica de las deportaciones en los últimos seis años fue parte de una estrategia de la Administración Obama para que los republicanos apoyasen una reforma migratoria integral, pero esa estrategia “ya no es viable”, argumentó Clinton.

“Creo que tenemos que regresar a aplicar las leyes, pero de forma mucho menos dura y agresiva. Desde luego, necesitamos hacernos cargo de los criminales y gente violenta”, pero los que tienen delitos menores “merecen una segunda oportunidad”, enfatizó.

En la categoría de “segunda oportunidad”, dijo, caben personas “productivas” con delitos menores, que fueron arrestadas por conducir a alta velocidad o que tuvieron un solo incidente de conducir en estado de embriaguez hace 25 años.

Aunque la Administración ha dado prioridad a indocumentados con antecedentes criminales, que son un peligro para la seguridad nacional, o que han regresado ilegalmente al país, los activistas se quejan de que, por ejemplo, también han sido deportados inmigrantes con delitos menores cometidos hace muchos años.

Clinton explicó que es urgente continuar luchando por la reforma migratoria y utilizar las herramientas vigentes –la “discreción procesal”- para hacer “determinaciones individuales” para permitir la estancia de quienes trabajan duro y contribuyen al país.

“Buscaré todas las formas legales para asegurar de que no intimidamos y aterrorizamos a familias inmigrantes” con redadas o visitas a sus hogares, dijo.

Asimismo, Clinton prometió que en los primeros 100 días de su gobierno instruirá al Departamento de Seguridad Nacional a que de inmediato revise las formas en que se pueden ajustar las leyes “para no separar a las familias y no deportar al padre o madre”.

También se comprometió a presentar un proyecto de ley de reforma migratoria “lo más pronto  posible”, una promesa similar a la que ha hecho su rival, el exgobernador demócrata de Maryland, Martin O´Malley.

Presionada sobre qué más haría, aparte de los alivios migratorios que permanecen congelados en las cortes, Clinton indicó que destinaría más recursos y más personal en el sistema “para tratar de ayudar a cuanta gente sea posible a obtener un estatus diferente”, refiriéndose a los que pueden ampararse a los programas de “DACA” y “DAPA”.

En unos momentos en que ha sufrido una leve caída en las encuestas entre los demócratas en general, Clinton atribuye el continuo entusiasmo entre los latinos a su candidatura a que sus medidas proinmigrantes y el malestar de los hispanos por la “retórica incendiaria y de odio de los candidatos republicanos”.

Durante la entrevista, realizada en Miami (Florida) en el marco del lanzamiento del grupo “Latinos por Hillary”, Clinton repitió algunos de los puntos principales de su campaña, centrados en la creación de empleos y el combate a la desigualdad salarial.