Suben de tono las protestas contra la Comisión de Policía

Los insultos durante los comentarios públicos y las interrupciones en las sesiones de la Comisión de Policía son cada vez más recurrentes
Suben de tono las protestas contra la Comisión de Policía
Un grupo de manifestantes protesta durante la reunion de la Comisión de Policía.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

“Vamos a regresar señor Johnson. No vamos a ir a ninguna parte. Vamos a regresar. Aprendan que la vida de los negros importa”, advirtieron activistas que protestaron el martes durante la sesión de la Comisión de Policía.

Ese día la sala de reuniones de la Comisión de Policía poco a poco fue desalojada de los activistas que desde hace varios meses exigen ser escuchados para establecer políticas que eviten el perfil racial y el abuso en el uso de la fuerza por parte de los agentes de la Policía de Los Ángeles (LAPD).

Manifestantes interrumpen la reunión de la Comisión de Policía.
Manifestantes interrumpen la reunión de la Comisión de Policía.

Las protestas en contra de la Comisión de Policía han subido de tono hasta llegar a los insultos, por lo que el pasado 15 de septiembre se establecieron restricciones y nuevas reglas de conducta apropiada para los asistentes a la reunión semanal.

A partir de entonces, cada martes el cuartel central del LAPD es resguardado con vallas y agentes para controlar el acceso, mientras que cada asistente debe adquirir un pase de visita, así como pasar por un filtro de revisión.

Sin embargo, las agresiones verbales no han cedido durante los comentarios públicos, espacio en el que los comisionados tienen que aguantar las ofensas que de “pendejo” y “pedazo de mierda” no bajan.

“Es triste, pero tienen el derecho a decir lo que quieran”, comentó Steve Soboroff, vicepresidente de la Comisión de Policía.

“A lo que no tienen derecho”, recalcó, “es a interrumpir las reuniones e interferir con nuestro trabajo”.

La Comisión de Policía es un panel de cinco ciudadanos que nombra el alcalde para establecer políticas, aprovar el presupuesto del LAPD y supervisar sus operaciones que cada martes sesionan sobre los asuntos de la corporación.

Agentes del LAPD resguardan ahora cada Un grupo de manifestantes protesta durante la reunión de la Comisión de Policía.

Black Lives Matter

Hace ya más de tres años, cuando un vigilante comunitario mató a Trayvon Martin, un adolescente afroamericano de Florida, surgió Black Lives Matter.

El movimiento en contra de la represión policíaca retomó fuerza el año pasado, cuando el 9 de agosto de 2014 un policía de Ferguson, en el estado de Missouri, mató a Michael Brown, y dos días después la Policía de Los Ángeles (LAPD) dio muerte a Ezell Ford, ambos afroamericanos.

Desde entonces las protestas en contra del LAPD han arreciado y se han encaminado a tratar de cambiar las políticas de sus operaciones respecto al uso de la fuerza letal.

En lo que va del 2015, los agentes del LAPD han protagonizado 32 tiroteos en los que 18 personas han muerto.

Un miembro de Black Lives Matter confronta al jefe policial Charlie Beck.
Un miembro de Black Lives Matter confronta al jefe policial Charlie Beck.

Las reglas

El 15 de septiembre la Comisión de Policía aprobó nuevas reglas para los asistentes a sus reniones públicas semanales:

  1. Obtener un pase de visita.
  2. Permanecer sentado en la sala.
  3. Los comentarios públicos deben estar relacionados con el LAPD.
  4. Para solicitar la palabra debe llenar una tarjeta.
  5. No se aceptan tarjetas una vez iniciado los comentarios públicos.
  6. Sólo una participación en comentarios.
  7. Limitar su comentario a 2 minutos.
  8. Cuando haya más de 10 tarjetas de oradores, se puede reducir a 1 minuto.
  9. No interrumpir la sesión, en caso de hacerlo será retirado de la sala.
  10. No llevar pancartas o algún otro tipo de letrero.
  11. Retirarse del edificio una vez terminada la sesión.